MÚSICA Religión

El organista de la Catedral de Valencia compone una obra que narra la historia del Santo Cáliz

Pablo Márquez, junto al trompetista Manuel Blanco/AVAN

“Hunc praeclarum calicemuna”, para órgano y trompeta, ha sido estrenada en la Semana de Música Religiosa de Cuenca

Valencia, martes 07 de mayo de 2019

AVAN.-  El organista de la Catedral de Valencia, Pablo Márquez, ha compuesto la obra titulada “Hunc praeclarum calicemuna” (“Este preclaro caliz”, en latín), que narra la historia del Santo Cáliz venerado en la Seo.

El título hace referencia a la primera mención en la liturgia romana al cáliz que Jesús utilizó en la última cena, según ha indiciado el propio organista, que ha pretendido con esta obra “reflejar los contrastes de “este cáliz glorioso, de amor y sacrificio, de fragilidad y fortaleza, de justicia y misericordia, de muerte y vida”.

La obra, compuesta para órgano y trompeta, ha sido escrita “ex profeso” para la 58 edición de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, donde la ha estrenado Márquez junto al trompetista Manuel Blanco.

La imagen de «este cáliz glorioso», consagrado «en un jueves como este hace más de dos mil años, ofrece un contraste de luces y sombras, de amor y sacrificio, de fragilidad y fortaleza, de justicia y misericordia, de muerte y vida” y, precisamente, esta composición “refleja esas luces y sombras mediante la aparición de motivos contrastantes”, explica el compositor de la obra, Pablo Márquez.

“El motivo conductor es el conocido himno gregoriano que tradicionalmente se suele interpretar en el primer día del Triduo Pascual: Ubi caritas”. Las primeras notas que inician el himno “subyacen durante toda la obra, como un ‘continuum’, encontrando citas más literales en los diferentes afectos que desgranan las diferentes partes de la composición”, ha añadido.

Igualmente, “los motivos en cruz y otras figuras retóricas, propias de la música del barroco, inspiran sus compases, aunque si bien en un lenguaje moderno y adaptado a las posibilidades tímbricas y técnicas de un instrumento barroco español como el que alberga la catedral de Cuenca”.

El concierto se celebró en el “acogedor entorno” de la capilla del Santo Espíritu de la Catedral de Cuenca “junto al afamado trompetista solista de la Orquesta Nacional de España, Manuel Blanco, reconocido como uno de los mejores trompetistas en el panorama musical internacional”. El programa ofrecido contenía, además del estreno de la obra de Márquez, obras de compositores como Haendel, Bach, Vivaldi o Buxtehude.

Este “prestigioso festival” se ha caracterizado desde sus inicios por apostar por la creación de un nuevo repertorio con temática religiosa. “Reconocidos compositores valencianos han participado a lo largo de las 58 ediciones que este festival lleva a sus espaldas, entre ellos el alicantino Oscar Esplà o más recientemente Francisco Coll y Juan José Colomer”.

El concierto “podrá ser disfrutado en breve por todos a través de RNE, que se desplazó a Cuenca para su grabación y posterior difusión”, según Pablo Márquez.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario