Educacion

Como ser un buen docente y no morir en el intento

Rosa María Espot y Jaime Nubiola presentan el libro ‘Alma de profesor’, que desvela algunas de las claves para optimizar la enseñanza en el aula

Valencia, miércoles 01 de mayo de 2019

IV.COM (@informavalencia).- Es un libro dirigido a todos los profesores para despertar el alma de profesor que tenían en su corazón cuando iniciaron la carrera docente. También a quienes se inician como profesores y, en general, a todas las personas interesadas en la educación.

«A los profesores, la sociedad nos ha confiado la educación de los adultos de mañana. Los docentes no podemos reducir esa tarea tan importante a una mera transmisión de conocimientos. Hacerlo sería un empobrecimiento de lo que realmente se espera de un profesor».

De esta forma comienzan una entrevista que publica el portal Educación 3.0 los profesores universitarios Rosa María Espot y Jaime Nubiola, autores de «Alma de profesor», el libro que pretende ayudar a los docentes a cambiar algunos de sus métodos de enseñanza para mejorar dentro y fuera del aula.

El trabajo de los dos autores va dirigido a todos los profesionales que han perdido la pasión por enseñar y con el que quieren explicar por qué la docencia es una de las profesiones más importantes de todo el universo profesional.

El profesor que se limita a explicar el temario sería un profesor-instructor, transmisor únicamente de conocimiento. En cambio, el profesor que va más allá de los contenidos, «es un profesor educador-formador de sus alumnos, transmisor también de humanidad». «Los docentes no podemos reducir esa tarea tan importante a una mera transmisión de conocimientos. Hacerlo así sería un empobrecimiento de lo que realmente se espera de un profesor», explican en la entrevista.

«Un maestro que educa sin pasión, traslada la información de forma poco atrayente, monótona y pesada, por lo que aburre soberanamente a sus alumnos, convirtiendo una actividad muchas veces atractiva (pensar, analizar, calcular, razonar, memorizar), en algo tedioso. Así no pueden transmitir la ilusión por aprender», cuentan Nubiola y Espot.

La labor docente es una profesión apasionante. Porque se ha de conocer a fondo, con cabeza y corazón, en qué consiste y qué conlleva. Amar la profesión es trascendente. Ser un profesional estudioso, con ganas de aprender y querer incondicionalmente a los alumnos es fundamental. De hecho, «ser un buen docente significa empeñarse en sacar a la luz lo mejor de cada alumno en particular, querer de verdad a los alumnos. Ser un buen profesor va unido a disfrutar de la materia que imparte, estudiarla, aprender constantemente para mejorar dentro y fuera del aula».

«El docente, con su trabajo diario, sabe que ayuda a sus alumnos a ser mejores personas, por lo tanto, a ser más felices, que es donde reside la grandeza de la profesión docente», detallan. Y es seguro que una sociedad sin docentes es algo imposible porque «el ser humano aprende por imitación a ser precisamente eso, humano, y aprende con modelos humanos. Nunca la mejor de las tecnologías podrá sustituir a un buen profesor», resaltan. «Un profesor es un intelectual y debe leer, estudiar, pensar y escribir».

Muchos docentes se quejan de sufrir estrés, originado por la cantidad de tareas a las que debe atender a diario, muchas veces fuera del horario laboral. Y es muy cierto. Por esa razón, necesitan valorar el descanso como algo necesario y no como una pérdida de tiempo. «Necesitan un tiempo de descanso semanal como ayuda para evitar cansancios de los que cuesta mucho recuperarse».

Alma de profesor. La mejor profesión del…

MªRosa Nubiola Aguilar, Jaime Espot Piñol. Ed. Desclée De Brouwer. Edición no. 1  de 02/19/2019. En Amazon, a 10.45€.

*María Rosa Espot (Barcelona) es licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Barcelona y doctora en Humanidades por la Universitat Internacional de Catalunya. Desde 1978 es profesora en el Colegio La Vall, Bellaterra, Barcelona. Es autora de los libros La autoridad del profesor. Qué es la autoridad y cómo se adquiere; en colaboración con Jaime Nubiola, Aprender a divertirse, y Cómo tomar decisiones importantes.

*Jaime Nubiola (Barcelona) es profesor de Filosofía en la Universidad de Navarra. Entre sus libros se cuentan El taller de la filosofía, Pensar en libertad, Invitación a pensar, y Vivir, pensar, soñar. Es director del Grupo de Estudios Peirceanos.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario