¿Y si la que debe reflexionar es Català?

MªJosé Català durante su intervención en Les Corts/PPCV

Manuel Huerta

Valencia, martes 30 de abril de 2019

Leo en diversos medios de comunicación y en la propia web del PPCV las declaraciones post-elecciones de Isabel Bonig y de María José Català. De Bonig más de lo mismo: que si “seguiremos trabajando”, que si “casi hay un vuelco”, que si “oposición constructiva”… Todo, de lo más reiterativo y consabido.

Pero me sorprende Català por su punto de soberbia al afirmar con rotundidad que muchos de los anteriores votantes del PP valenciano y nacional que han votado a VOX deben reflexionar de cara a las municipales del próximo 26 de mayo.

A mí, que detesto los tópicos y me gustan muy poco las personas que los utilizan a menudo como base de cualquier conversación, (como por ejemplo la clase política), me pide la conciencia recurrir a ellos para recordarle a la candidata popular a la alcaldía de Valencia que no son los electores lo que se equivocan sino los partidos que no son capaces de comprender y asimilar las demandas de sus votantes.

Para mí que esta nueva generación de dirigentes populares anda muy a la deriva en busca de su verdadera identidad como opción política. Porque si utilizamos otro tópico habitual en el mundo del fútbol, la dinámica ganadora del espacio de centro la tiene ahora Ciudadanos y va a ir en aumento.

Calificar de error el cometido por  los ciudadanos que han decidido castigar por ejemplo, el “buenismo” de Rajoy, su falta de contundencia con los nacionalismos excluyentes y adoctrinadores, la escandalosa corrupción no resuelta a tiempo, la asfixiante presión fiscal de su perro de caza Montoro para con los autónomos y microempresas durante los peores años de crisis, la condescendencia con la inmigración incontrolada y sus desmanes en modo subsidio, el silencio más insultante acerca de los ultrajes a la simbología que afecta a las raíces histórico culturales con las que se identifica la inmensa mayoría de su electorado o el deleznable abandono a su suerte como partido, de la alcaldesa Rita Barberá –que, le recuerdo, puso a Valencia en el mapa internacional y sobre la que no ha habido sentencia alguna condenatoria por las supuestas tramas de corrupción, amplificadas por una prensa ávida de morbo y escasamente cualificada a la que luego se les han concedido entrevistas y hasta presupuesto publicitario–, es simplemente una zafiedad de necios.

Porque si no recuerdo mal, un necio es aquel que persevera en el error a sabiendas de que lo está cometiendo. El Partido Popular, en Madrid y en todas partes (Feijoó también dijo algo parecido a lo de Català el mismo domingo por la noche), debería darse cuenta de que el espectro electoral de centro, la moderación mal entendida cuando afecta a los derechos sociales de muchos individuos y la tentación de asumir algunas cuestiones inasumibles de la izquierda como por ejemplo, la manipulación en Educación, en inmigración y en Sanidad, es la consecuencia de la fuga de votos a VOX y a Ciudadanos.

Los votantes de centro reflexionaron muchos meses antes de que la señora Català fuese candidata a la alcaldía. Y los de VOX, muchísimo antes de que siquiera existiera la iniciativa política de Abascal. Así que, ¿porqué no reflexionan ustedes, eligen dónde y con quién quieren estar y se dedican a esa labor sin complejos? Porque en mi humilde opinión y utilizando otro tópico futbolístico, CD’S y VOX les han ganado la espalda y los días del PP como opción para representar tanto al centro como a la derecha, están contados y sin continuidad de futuro.

print

Se el primero en comentar on "¿Y si la que debe reflexionar es Català?"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*