Opinión

Desnuda mi corazón

Azahara Fuentes

Dejarse llevar suena bien, pero dura poco. Y dura poco porque nos hemos convertido en personas cobardes, con miedo a todo, hasta de lo que no existe. Ahora nada nos compensa y nada nos viene bien.

Nos hemos convertido en la sociedad del todo o nada, arriba o abajo, blanco o negro, sí o no, ahora o nunca… Señores, la gama de grises también existe!

Ahora nadie cede por nadie, nadie se compromete, nadie cree en los «para siempre», ni en los primeros amores. Perdonar se ha vuelto complicado y parece que ya no forma parte del ser humano.

Nos aferramos a la imagen, a la superficialidad y la perfección, sin recordar que nada de eso es para siempre.

Ahora, los adolescentes de 18 años ya se han enamorado y desenamorado más veces que los propios años que tienen.

Ahora todo va muy rápido, demasiado. Ya no se lleva jugar a las barbies, a los coches o a lo que cada niño quisiera jugar antes, ahora con 3 años saben usar una tablet, con 15 se pegan las fiestas de su vida, y con 20 parece que han vivido más que yo con 24.

El mundo se ha convertido en una competición, como si la vida consistiera en eso. Algunos no entienden que desnudar cuerpos no supone desnudar corazones. A todos ellos, les reto a que intenten profundizar, y si son capaces de desnudar un alma, que se den por satisfechos. Tampoco vayamos a engañarnos, nadie busca tener en su vida historias a lo Romeo y Julieta, pero he de admitirlo, me apasiona quiénes morían incondicionalmente por amor, sin preguntas ni respuestas. Ahora, obviamente, nadie muere por amor.

Y lo cierto es que el mundo gira y que las cosas cambian, por suerte, todo no es como antes. El problema es que cambia todo, menos lo que debería cambiar.

Sigo escuchando a personas que creen sentirse superiores a otras por vestir con ropa más cara o ir a colegios de pago. A personas que educan a sus hijos para que en un futuro sean «grandes personajes de la vida», cuyo principal valor consiste en machacar a quien sea para llegar a lo más alto. ¿Y qué valores tiene todo eso?

Me harta este mundo de radicalismos donde hagas lo que hagas siempre serás A o B: si no estás en contra de los toros, estás a favor; si no eres del PP, eres del PSOE; si lloras dramatizas y si te ríes no te importa nada; si te callas es porque ocultas algo y si eres sincero, estás hablando más de la cuenta,…Y así con todo!

Y es que he oído tanto discursito meditado en casa, y con palabras que suenan muy bien, que cada día entiendo menos de qué va esto, esto que hacemos una sola vez, a esto que le llamamos VIVIR!

Otros artículos de Azahara

No estamos locos, ¿sabemos lo que queremos?

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario