VALENCIA CF 100

1919-2019: Valencia Club de Fútbol, un Sentiment Etern

El Valencia hace público un nuevo icono identificativo del club, que se remonta hasta sus mismas raíces, como su símbolo más representativo y con un diseño vanguardista que mira al futuro. Mismo club, nueva era, ‘sentiment etern’

Valencia, miércoles 13 de marzo de 2019

Antonio Casañ (@tonicasan55).- El murciélago vanguardista, imagen icónica que nace para unir pasado, presente y futuro del Club con motivo del Centenario, se convierte desde hoy en símbolo que representa el Sentiment Etern.

En un comunicado de prensa, el Valencia Club de Fútbol hace, con motivo de la celebración del Centenario, un nuevo icono identificativo del club, «que se remonta hasta sus mismas raíces, con su símbolo más representativo y con un diseño vanguardista que mira al futuro. Mismo club, nueva era».

Una emotiva estatua de bronce en un asiento de la Tribuna de Mestalla ya es el homenaje del Valencia Club de Fútbol a todas las personas que han traído al club hasta aquí. «Desde hoy y para siempre».

A partir de este domingo, último partido antes del Centenario, Mestalla albergará una escultura cargada de emotividad, única en el fútbol de élite, que simboliza el «homenaje del Club a todos los valencianistas que nos han traído hasta aquí gracias a su amor por el equipo».

«Ser del Valencia Club de Fútbol es un Sentiment Etern que se lleva en el corazón, que se alimenta y crece de generación en generación, superando cualquier dificultad, con una misma voluntad de querer llegar», destaca la nota.

«En memoria de todos los que han traído al Valencia Club de Fútbol a cumplir sus cien años de vida y que ya no están, a partir del partido del próximo domingo ante el Getafe, habrá una escultura colocada en el asiento 164 de la fila 15 en la Tribuna Central con la que se les rendirá homenaje a todos ellos, que estarán siempre presentes, porque el Valencia CF es un Sentiment Etern».

«Gràcies de cor a la millor afició del món»

Una emocionante historia se esconde tras este homenaje universal a todos los que han compartido durante un siglo el sentimiento valencianista. A esa butaca de tribuna acudía partido tras partido, Vicente Navarro Aparicio, socio número 18 en el momento de fallecer. «Sufría y sentía, acompañando al Valencia CF lejos de Mestalla, como en la final de la Copa de 1967 que se ganó al Athletic Club, pero a sus 54 años perdió la visión por un desprendimiento en la retina. Dejó de ver… pero no de sentir».

El Valencia CF seguía incluso más fuerte en su corazón. Vicente no dejó de acudir a Mestalla junto a su hijo. Vivía los partidos, sentía el Valencia, disfrutaba con un ambiente único mientras su hijo le narraba las jugadas, siendo la temporada del doblete de 2004 el año más feliz de su vida, compartiendo la emoción pura de miles y miles de corazones como el suyo. «Hoy no está físicamente entre nosotros, como tantos otros valencianistas que nos han dejado en esta historia Centenaria del Valencia Club de Fútbol».

«Pero no se lo va a perder. Desde hoy y para siempre, convertido ya en un símbolo que pasa a representar, para la eternidad, a todos los que han sentido, sienten y sentirán por siempre la emoción de ser del Valencia», enfatiza el comunicado, que finaliza con un sentido reconocimiento: «Gràcies de cor a la millor afició del món».

Img. VCF
print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario