Opinión

Marcempate

Antonio Silvestre / DESDE MI AZOTEA

Miren, yo ya no me creo nada… Que si campos helados, que si campos secos, que si por la mañana, que si por la tarde o que si por la noche; la única verdad es el medicamento que Marcelino esta aplicando a los suyos esta temporada, que no es otro que el MARCEMPATE. Eso sí, sin receta médica y con chupar basta, para conseguir semana tras semana no más que empates en liga.

En Butarque y a las 12 del mediodía, parecía que la cosa iba a cambiar tras ver los primeros 45 minutos, en lo que el equipo quería y podía, con dos balones a la madera y un gol de Kongdobia; nos frotábamos los ojos en el descanso y todos dichosos y felices con nuestro equipo, viendo que por fin había ambición y hambre de ganar.

Pero no. Llegó la segunda parte y de tanto chupar la pastillita, esta se fue diluyendo y los nuestros se iban conformando con ese 0-1 y ahí es donde el flaco Pellegrino supo mover sus piezas para ir comiéndole terreno al Valencia a base de testiculina y juego vertical.

En esas, una pérdida de balón de Kondogbia y un mal despeje de Paulista, le valió al Leganés para empatar y al final, SAN NETO salvó a su equipo de una derrota, dándonos todos cuenta de que nuestro Valencia sigue sin carburar, falto de hambre y ambición, y en dónde el asturiano y máximo responsable, sigue estancado en sus 6 victorias en 25 partidos…

Esperemos que este próximo jueves cambie de receta y coja la de la ambición y doblegue a un Betis que viene capitaneado por otro “inventor de fútbol”, que ataca bien pero defiende peor.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario