Opinión

Manuel Emilio Castillo, poeta preterido

VICENTE TORRES

Las blandas generaciones actuales, tan dadas a contemplarse minuciosamente ante el espejo, cuando no al más descarado narcisismo, han olvidado aquella norma de los antiguos según la cual cuando alguien se está ahogando hay que acudir a su rescate. Sea amigo o enemigo, conocido o desconocido, hay que acudir a rescatarlo. Son dos brazos más para remar y una experiencia cuya utilidad jamás se puede desdeñar de antemano.

Tengo en las manos una antología poética de autores valencianos. Su título es: ‘Miradas para compartir la luz’. Solo falta en esta antología Manuel Emilio Castillo, un poeta que nada en el mar de la poesía, sin poder vislumbrar nunca una playa a la que arribar, una isla en la que recobrar fuerzas para volver al mar. Tengo también entre las manos ‘El árbol del silencio’, de este autor. Lo abro al azar por la página 20 y me surge este poema titulado ‘Filiación’ que reproduzco:

Recojo los fenómenos luminosos de las noches,

que alumbran presidios de desdenes y secuelas,

en virtud de la nada.

Oficio la humanidad en cada palabra, en cada cosa,

velo un mundo invisible

que recorta tu silueta sobre velos grises.

Matizo un retrato del mismo color que mi espíritu,

de un amor que se abstrae todas las noches,

que será aroma interminable.

Quienes tengan la antología citada al principio no podrán encontrar en sus páginas un poema que tenga más verdad que este, una mano tendida con más nobleza, una forma de decir más elegante.

He puesto un ejemplo que sirve para explicar el caso de este poeta siempre olvidado, preterido, marginado, que tiene la impresión de que las flores a las que da vida con tanto cariño e ilusión no son apreciadas por quienes, por pertenecer al mismo mundo poético, deberían hacerlo.

Todo el mundo sabe que es injusto lo que ocurre con Manuel Emilio Castillo, pero ya se ve que de ahí a intentar remediar el caso va un trecho. Él se ahoga y da manotazos al aire y a veces le da a quien no debe, pero pocos recuerdan que no han puesto de su parte para remediar la injusticia.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario