Cultura LIBROS

Algunos libros inolvidables

Café libreria Libros del Pasaje, buenosairesconnect.com

De diferentes géneros y formatos, son títulos que en algunos casos han despertado menos eco del merecido y corren el injusto riesgo de perderse en el marasmo de lo editado

Valencia, 17 de enero de 2019

IV.COM.- A lo largo de las últimas semanas se han publicado listados «imprescindibles» que recogen esos libros sobre los que está puesto el foco de lo mejor del año. Algunos de gran éxito de ventas como Ordesa, de Manuel Vilas; Una noche en el paraíso, de Lucía Berlin; Cartas (1900-1914), de Kafka; Visión binocular de Edith Pearlman; Sur, de Antonio Soler; las Poesías reunidas de Ida Vitale y Wallace Stevens; El orden del día, de Eric Vuillard; El dolor de los demás, de Miguel Ángel Hernández; Profundidad de la noche, selección de poesía y prosa de Vladimir Holan; El libro de estilo de la lengua española, de la RAE; Chica de campo, de Edna O’ Brien, o las biografías Concepción Arenal, de Anna Caballé, y Espartero, el Pacificador, del hispanista Adrian Shubert, entre otros.

Ahora además, el portal hoyesarte.com selecciona algunos títulos que para Javier López Iglesias «no pueden ni deben caer en el olvido».

Chilean electric, de Nona Fernández, editado por Minúscula. Pequeño gran libro. De esos que parecen injustamente destinados a ocupar una esquina en una balda perdida de cualquier librería. La chilena Nona Fernández ha parido un texto a flor de piel. Carne de sensibilidad y sentido en apenas 100 páginas de una prosa directa al corazón. Una chispa literaria llena de luz.

Leer y vivir, de Tzvetan Todorov, Galaxia Gutenberg. Clara y profunda, la obra del historiador y pensador Tzvetan Todorov (1939-2017) cobra especial relevancia en estos tiempos convulsos. Esta colección de artículos, en los que trabajó hasta sus últimos días, atestigua la variedad de sus centros de interés y la inmensidad de su cultura.

”Chilean Electric” trata de cómo nos ligamos al pasado, a nuestros recuerdos y a los recuerdos de otros, que pasan a ser nuestros.

Hombres imprudentemente poéticos, de Valter Hugo Mae, Rata. Mae nos sumerge en la existencia de Itaro, un artesano japonés de un tiempo remoto. Su vida y la de los otros, el paisaje y sus recuerdos, las flores y el agua, la mirada, la bondad; todo desvela, párrafo a párrafo, la permanencia de lo esencial.

Arte y alquimia. La historia del color en el arte, de Stella Paul, Phaidon. Una historia apasionante sobre la utilización del color en el arte que abarca sus múltiples significados, las teorías subyacentes a los usos de los colores, las teorías de la percepción de color, la creación y elaboración de los pigmentos, su tráfico y comercialización y su influencia en los movimientos artísticos. El libro nos cuenta la historia y el significado de los colores en el arte. Se divide en 10 capítulos, cada uno dedicado a un color, desde el marrón/ocre hasta el negro. Cada capítulo se abre y cierra con citas de artistas referentes a ese color concreto. Todos los capítulos se estructuran en pequeños apartados en torno a una obra específica. Estos apartados se ordenan cronológicamente y sirven para que el lector vaya construyendo poco a poco la apasionante historia del color en el arte.

Hotel Graybar, de Curtis Dawkins, Seix Barral. Debut literario de Curtis Dawkins, condenado a cadena perpetua por el asesinato de un hombre, en el que con crudeza y sensibilidad retrata la vida de la prisión y sus habitantes. A través de los diferentes relatos Dawkins revela las idiosincrasias, el tedio y la desesperación de sus compañeros de celda y la lucha de éstos por mantener vivas sus almas a pesar de su dramática situación.

Hoy he dejado la fábrica, de David Monteagudo, Rata. Hoy he dejado la fábrica apela a nuestros miedos más antiguos, como es común en toda la obra de Monteagudo. Un libro de relatos que nos hablan de la vida y de los mecanismos insobornables de nuestras propias vidas. Textos sentidos que nos interpelan y nos obligan a enfrentarnos a quienes somos y quienes hemos sido.

El camino hacia la no libertad, de Timothy Snyder, Galaxia Gutenberg. En este contundente e implacable trabajo de historia contemporánea, basado en bastas investigaciones y en testimonios personales, el catedrático de Yale Timothy Snyder va más allá de los titulares para revelar la verdadera naturaleza de las amenazas reales que se ciernen sobre la democracia y la legalidad. Clarividente.

Las cosas como fueron. Poesía completa 1974-2017, de Eloy Sánchez Rosillo, Tusquets. La dilatada trayectoria de Sánchez Rosillo es un alto ejemplo de lo que un poeta debe ser. Independiente, ajeno siempre a tendencias y efímeras modas, ha evolucionado desde las elegías primeras hasta sus cantos celebrativos de hoy, y ha ahondado en un lirismo tan personal como despojado y emocionante. La compleja sencillez, la transparencia de su palabra, lo singularizan desde el comienzo, y son dos de los rasgos más característicos de una obra que ahora se publica íntegra.

La intrusa. Retrato íntimo de Gala Dalí, de Monika Zgustova, Galaxia Gutenberg. Gala Dalí fue una mujer que se quiso ella misma secreta. Mientras los hombres con los que compartió su vida ganaban en notoriedad hasta convertirse en figuras universales, ella optaba por mantenerse en la sombra, hasta el punto de generar una imagen de mujer fría, altiva, egoísta, inaccesible. En realidad, Gala fue una mujer muy distinta. En esta esclarecedora narración biográfica, Monika Zgustova desvela a la mujer decidida, valiente y apasionada, que supo perseguir con determinación sus anhelos y acompañar decisivamente a los tres hombres que, junto a ella, llegaron a ser grandes figuras de la poesía y el arte universales: Paul Éluard, Max Ernst y Salvador Dalí. Para los tres, Gala fue mucho más que su amante: fue la compañera que trabajaría con ellos su obra y la criticaría, y quien les dio la fuerza y la confianza para afianzarse como grandes creadores.

Marx y la muñeca, de Maryam Madjidi, Minúscula. La pequeña Maryam asiste desde el vientre materno al comienzo de la revolución iraní. Seis años después, ella y su madre se reúnen con su padre en el exilio en París. Sirviéndose de los primeros recuerdos, Maryam relata el abandono del país, la separación de su familia, la pérdida de sus juguetes -entregados a los niños de Teherán a instancias de sus padres, comunistas- y el borrado gradual del persa en favor del francés, al que al principio rechaza y luego adopta, hasta el punto de dejar enterrada su lengua materna durante mucho tiempo. Maryam Madjidi desmonta con humor y ternura la siempre espinosa pregunta por las “raíces” en este libro sorprendente, que puede leerse tanto como una autobiografía, un diario o una fábula y que, con todo merecimiento, gano el Premio Goncourt 2017 a la primera novela.

Insumisa, de Yeuguenia Yarovslávskaia-Markón. Armaenia. Estamos ante el relato de una vida apasionante, plasmada en su celda por una joven rusa de veintinueve años que sospecha que está a punto de morir: “Si digo todo esto con franqueza, es porque espero ser fusilada de todos modos”. Efectivamente, en junio de 1931 Yevguenia fue ejecutada en el “campo de destino especial” de las islas Solovki, el primer Gulag soviético, unos meses después de morir su marido, el poeta Alexander Yaroslavski. El presente volumen contiene, en adición a la autobiografía de Yevguenia, varios documentos desclasificados de la nkvd relativos a su internamiento, juicio y ejecución, un prólogo del escritor y director Olivier Rolin y un estudio sobre su descubrimiento por parte de la historiadora y activista rusa Irina Fliege.

La conquista de los polos, de Jesús Marchamalo. Ilustraciones: Agustín Comotto. Nórdicalibros. A finales del siglo XIX y principios del XX, alcanzar los polos era una hazaña prestigiosa, difícil y repleta de peligros. Exploradores y aventureros trataron en vano de alcanzar la gloria personal y la de sus países arriesgando sus vidas en los hielos polares. Hasta que apareció Fridtjof Nansen, un noruego visionario que abrió nuevos caminos a las exploraciones árticas. No logró llegar al Polo Norte, pero, en 1893, estuvo muy cerca de conseguirlo. Poco después, en 1910, otro noruego, Roald Amundsen, conquistaría el Polo Sur, soportando temperaturas de 45 grados bajo cero. Su rival, el inglés Robert Falcon Scott, llegaría un mes después y perdería la vida en la travesía de regreso. El punto en común entre los noruegos fue haber compartido un barco fuera de serie, el único en navegar por los dos polos, el Fram. Todo lo cuenta Jesús Marchamalo en una preciosa edición que recoge cincuenta ilustraciones de Agustín Comotto.

Nat Tate. El enigma de un artista americano, de Willian Boyd. Malpaso. Nathwell Tate, un gran y desventurado pintor abstracto, se arrojó a las aguas neoyorquinas en enero de 1960. Nunca se encontró su cadáver y a duras penas se hallarían dieciocho briznas de su trabajo, pues él mismo se había encargado de destruirlo poco antes de morir. Muchos años después, David Bowie, Gore Vidal, William Boyd y John Richardson convocaron una fiesta de homenaje en el loft de Jeff Koons. Allí se leyeron fragmentos de este libro a la élite cultural de Manhattan, la cual, según las crónicas, recordaba vagamente al malogrado artista, apreció el formidable mérito de sus obras residuales y se sintió muy impresionada por su trágico destino. ¿Pero quién fue Nat Tate? Esta pérfida biografía desvela este borroso enigma. Porque el lector acaba contemplando un misterio que está fuera del libro o, dicho de otro modo, que está delante de sus narices.

Las amantes boreales, Irene Gracia. Siruela. Las amantes boreales es la historia de la amistad profunda y abismal de Roxana y Fedora, dos jóvenes de la alta burguesía de San Petersburgo, durante el periodo más convulso y definitivo de la Rusia de la Revolución de Octubre. Tras ser expulsadas de la Escuela Imperial de Danza, ambas ingresan en Palastnovo, un internado con doble fondo y doble moral, situado en una remota isla del lago Ladoga. Sus voces, a la manera de un concierto contrapunteado, irán llegando hasta el lector como una serie de relatos que se oponen y se complementan, y cuya tensión lírica y existencial acaba convirtiendo el texto en una sutil indagación sobre las fronteras difusas del amor, la intimidad, el aprendizaje y las trampas que a menudo se ocultan tras aquello que hemos dado en llamar destino.

El asesino tímido, de Clara Usón. Seix Barral. El asesino tímido es una novela ambientada en la España de la Transición que cuenta una historia basada en el oscuro episodio de la muerte de Sandra Mozarovski, actriz del cine del destape, que supuestamente se suicidó. Hija de un diplomático ruso y relacionada con las más altas esferas, su caso nunca llegó a esclarecerse y conmocionó a la sociedad española de los años setenta. Este dramático episodio le sirve a la narradora para dar cuenta de su propia juventud desenfrenada durante los años ochenta, de la compleja relación con su madre y de la vida de tres personajes inesperados: Camus, Wittgenstein y Pavese.

Virgen y otros relatos, de April Ayers Lawson. Anagrama. En su debut April Ayers Lawson traslada cinco relatos que nos descubren la voz arrolladora de una joven escritora con un universo propio, impregnado de sexualidad, obsesiones religiosas, deseos, tabúes, secretos, fijaciones eróticas y sentimientos de culpa. El escenario de la mayoría de las historias es el Sur de los Estados Unidos, y el estilo denso y turbador de la autora hace pensar en aquel gótico sureño de Carson McCullers y Flannery O’Connor. Sorprendente.

16 cuadros muy, muy importantes del Museo del Prado, de Óscar Munielo y Violeta Monreal. Bruño. Dirigido al público infantil y juvenil Munielo y Monreal comentan e ilustran lienzos de Fra Angélico, Durero, Patinir, Velázquez, Rubens… en un libro de formato amplio que reta al lector y, al tiempo que divierte, anima a acercarse a algunos de los cuadros esenciales de la historia de arte.

Por qué lloran las ciudades, de Elisa Levi. Temas de hoy. Denis se ha suicidado y ahora Ada está sola. Sola entre sus hermanas y su madre y su padre y los chistes sin gracia de su entorno, sola en la habitación que comparte con su pareja y frente al lexatín que nunca falta en su cartera. Sola en Japón, donde ha tenido que viajar como única albacea de quien fuera su mejor amigo. Nostalgia, tristeza y melancolía afloran por las calles de Tokio mientras acompañamos a Ada en su deambular por preguntas que seguramente tampoco sabríamos responder: ¿Dónde encajan los ausentes?. ¿Cuál es la promesa de aquellos que se quitan la vida? . ¿Quién ha sabido sostenerle la mirada a la felicidad? En su aparición como narradora Levi ha escrito una sorprendente oda al desencanto.

Mi bien. Antología poética, de Isla Correyero. Visor. Entregada a la poesía como un destino ineludible, Isla Correyero es también guionista de cine y de televisión. La presente antología recoge sus poemas esenciales, que representan y actualizan todos sus libros publicados: Cráter (1984), Ámbar (1986, inédito), Lianas (1988), Crímenes (1993), Diario de una enfermera (1996), La Pasión (1998), Amor tirano (2002), Lepidópteros (2014) y Divorcio (2015), junto a una amplia muestra de Ámbar, libro de amor que quedó inédito hace años, y a un nuevo poema final que cierra y abre puertas en su escritura. El título Mi bien es una fórmula que la poeta ha usado para la persona amada, pero ahora se refiere definitivamente a la poesía: a la suya y a la que ha leído. Así convierte esta antología en un verdadero libro nuevo, en el que todo adquiere un sentido distinto.

La llama, de Leonard Cohen, Salamandra. Poemas, dibujos, canciones y notas personales inéditas. Concebida por el propio Cohen como un elocuente adiós a este mundo, esta recopilación de su obra es una generosa muestra del sinuoso periplo y la amplia variedad de registros y voces de un músico y escritor que afronta, con la brillantez y la entereza de siempre, el final de su camino creativo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario