ARTE Pintura

Últimos días de la exposición ‘Sorolla. Un jardín para pintar’

Jardín de la Casa Sorolla, h. 1918. Museo Sorolla, inv. 1235, (detalle

Una selección de óleos, dibujos, esculturas, azulejos y fotografías de cómo el pintor concibió su jardín de artista como un espacio para la belleza, el deleite sensorial y la creación pictórica

Valencia, 15 de enero de 2019

IV.COM.- Hasta el 20 de enero, la exposición «Sorolla. Un jardín para pintar» relata a través de una selección de óleos, dibujos, esculturas, azulejos y fotografías cómo el pintor concibió su jardín de artista como un espacio para la belleza, el deleite sensorial y la creación pictórica.

Sus lienzos de patios y jardines en los Reales Alcázares de Sevilla y en la Alhambra de Granada le enseñaban a mirar y a comprender el jardín español, conforme iba concretando su propio espacio. Esta lección le permitía plasmar en su casa aquellas soluciones que sentía más satisfactorias para su propia pintura, trasplantando a su jardín las composiciones, perspectivas, motivos, elementos, colores, sonidos y olores que amaba en sus lienzos. Así fue creando un refugio a la medida de sus pinceles, un paraíso personal que recrear en sus últimas y esenciales pinturas.

La lección de los patios y jardines andaluces resultará crucial para la configuración del jardín que Sorolla crea en su casa de Madrid. No solo copia algunos rincones concretos de los jardines sevillanos y granadinos que tan bien conoce, sino que, además, traslada a su jardín fuentes, azulejos, columnas, estatuas, árboles frutales y plantas ornamentales apasionadamente buscadas y traídas desde Andalucía.

Color y vida

La muestra presenta a un Sorolla maduro, que a lo largo de sus últimos años, en medio de los esfuerzos que le exige la realización del gran encargo de los murales de Visión de España para la Hispanic Society de Nueva York, encuentra el tiempo para pensar un jardín, trazarlo, plantarlo y cultivarlo, y sentarse por fin a disfrutarlo pintándolo, pues para Sorolla descansar y gozar eran lo mismo que pintar.

Pero también se quiere con esta exposición llamar la atención sobre los aspectos específicamente botánicos del jardín, que son los que le prestan todo aquello que Sorolla más estimaba: color, variedad, movimiento, vida. Para ello se divide en seis secciones: Un jardin para vivir. Un jardín para pintar; Primer jardín. Sevilla; El patio andaluz; Segundo jardín. Roma y Granada; El tercer jardín. Estanque y pérgola, y Epílogo.

FECHA:
Del 7 de julio de 2018 al 20 de enero de 2019

ARTISTA:
Joaquín Sorolla

LUGAR:
Museo Sorolla, Madrid

 

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario