Opinión

Ser o no ser

ANTONIO GIL-TERRÓN PUCHADES

SER O NO SER

Es lógico que la izquierda, tras el estrepitoso fracaso sufrido por el marxismo en aquellos países donde tuvieron el poder absoluto, mantenido durante años a base de represión policial y militar con un saldo de más de cien millones de muertos, necesite reinventarse para poder seguir existiendo.

Hasta ahí, vale. Pero lo que ya no vale y resulta patético es que para poder hacer bulto y seguir existiendo, tengan que pescar sus votos en aquellos cotos, diferentes y variopintos cual imagen del grupo Village People, que en la antigua URSS fueron perseguidos y purgados hasta el exterminio: Anarquistas, ecologistas, verdes, homosexuales, nacionalistas separatistas, artistas, librepensadores, soñadores y poetas…

Y todo ello sería razonable si estos marxistas del siglo XXI hubiesen renunciado al marxismo. Pero no pueden; porque si los marxistas renuncian al marxismo, ¿qué son entonces…? ¡qué les queda…!

Mientras tanto han tenido que inventar nuevas fórmulas de encabronamiento social (Ideología de Género y Memoria Histórica) con los que dar contenido y alimentar los sermones de sus megáfonos, cubriendo así el vacío dejado por el extinto y apolillado discurso de la “lucha de clases”.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario