Educacion

Metodologías activas aplicadas al aprendizaje de Educación Física

Metodologías activas aplicadas al aprendizaje de Educación Física/E3.0

El uso de las metodologías activas y diferentes soluciones de Microsoft ayuda a fomentar la cooperación de los alumnos de Educación Física

10 de enero de 2019

A.Casañ.-  Se trata de un proyecto de enseñanza-aprendizaje puesto en práctica por Óscar Herrero, docente en el CEIP Arcipreste de Hita de El Espinar (Segovia). Está basado en la combinación de metodologías activas y las TAC, según publica el portal Educación 3.0.

«Gracias a ellas, es posible potenciar el aprendizaje significativo de mis alumnos, ayudándoles a desarrollar las competencias requeridas en la sociedad del siglo XXI y estableciendo un clima basado en los valores propios del deporte: compañerismo, esfuerzo, superación y constancia», explica Herrero.

La mejor base sobre la que asentar el proyecto fueron las metodologías activas, entendiéndolas como modelos flexibles que se adecuan al contexto educativo de la práctica docente. Herrero integró de manera adaptada los distintos elementos que las componen para crear su propio método de enseñanza y aprendizaje.

Metodologías

Flipped Classroom: los estudiantes visualizan en casa los contenidos de las distintas unidades a través de vídeos elaborados por el profesor.

Gamificación: se establece un sistema de puntos, niveles, medallas y comodines que los alumnos van consiguiendo a lo largo del desarrollo de las distintas sesiones.

Cooperativo: el alumnado trabaja en equipos promoviendo la interdependencia positiva entre sus miembros y asumiendo diferentes roles de trabajo autónomo.

Inclusión: las familias forman parte del proyecto y participan activamente.  Son invitados a venir y asistir a la clase junto a sus hijos.

TAC: incluyendo habitualmente diferentes herramientas tecnológicas que aportan valor al proyecto y hacen más eficientes los procesos de enseñanza y aprendizaje, además de aportar una dosis extra de motivación en el aula.

Herramientas

Como soporte básico, Herrero utilizó las herramientas Office 365 de Microsoft, con las que cuentan de manera gratuita los docentes y estudiantes de los centros públicos de Castilla y León. Así, por ejemplo, Yammer se ha usado como canal privado de comunicación entre alumnos, familias y docente; PowerPoint y Stream para crear y compartir los vídeos de la unidad dentro de su canal de comunicación; y Sway, Forms y Office Online en las actividades sorpresa por su potencial en el trabajo colaborativo.

Por otro lado, OneNote y Additio App han servido para el registro y el almacenamiento de información, así como para la evaluación y calificación del alumnado y el proyecto. Otras herramientas como Plickers, Kahoot! o Quizlet se han empleado en distintas actividades ludificadas dentro de la experiencia, mientras Oculus VR ha ayudado a trabajar distintos contenidos a través de la realidad virtual.

El proyecto ha contado con unos colaboradores de lujo que han servido para que los estudiantes tomen conciencia directa y en primera persona de la importancia de los valores propios del deporte. Por un lado, se trabajó con el libro de Saúl Craviotto, ‘4 años para 32 segundos: La recompensa del esfuerzo’, participando en una vídeo-entrevista con el piragüista y medallista olímpico.

Asimismo y como cuenta Herrero, contaron con la visita del equipo de fútbol sala de Primera División ‘Naturpellet Segovia Futsal’ para conocer de primera mano la vida de un deportista de primer nivel y la importancia del trabajo en equipo.

Proyecto ‘#EfGif’ paso a paso

öscar Herrero explica también cómo es el funcionamiento normal de una unidad del proyecto ‘#EfGif’.

  • Desarrollo motriz de las distintas sesiones. Los alumnos investigan, aplican, desarrollan y explican al resto de la clase y sus familias los contenidos que hay que aprender de la unidad.
  • Realización de una actividad sorpresa final de unidad volviendo a las rutinas del trabajo cooperativo y el uso de las TAC. Dicha actividad permite valorar la evolución de los equipos tras el trabajo desarrollado en todo el proceso.

En todas las sesiones, los equipos iban obteniendo puntos y adquiriendo niveles que les permitían elegir diferentes comodines o privilegios a lo largo del curso. Los niveles, medallas de actitud y medallas de unidad se premiaban con chapas y pegatinas personalizadas para cada uno de los miembros del equipo; los comodines eran muy diversos y se adaptaron a los gustos y demandas de los estudiantes.

Cambio de rol del docente

El impacto que ha tenido el proyecto es enorme. El alumnado ha pasado a tener un papel activo dentro de su propio proceso de aprendizaje y ha sido capaz -tras la toma de contacto con los contenidos gracias a los vídeos- de investigar, diseñar y poner en práctica aquello sobre lo que se había trabajado. Todo esto, partiendo de la cooperación con sus compañeros y familias. «Mi rol como docente ahora es guiar, facilitar, dar soporte y ayudar de forma más eficaz a las distintas necesidades educativas de mis estudiantes», finaliza Herrero.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario