Cultura

La Fundación Blasco Ibáñez reclamará en los tribunales el legado del novelista

Casa Museo Blasco Ibáñez en Valencia/informaValencia.com

Presentará un recurso contencioso administrativo para que “el juzgado decida a quién pertenece”

IV.COM.- La Fundación Blasco Ibáñez reclamará al Ayuntamiento de Valencia la devolución de los fondos del escritor que forman parte de su legado expuesto en la Casa-Museo, una vez el pasado 31 de diciembre acabó la vigencia del convenio y han considerado que “no se han las condiciones” para renovarlo. El destino del legado del escritor valenciano podría ser la Biblioteca Nacional.

Así lo ha explicado este lunes el secretario de la entidad, Ángel López, quien ha reconocido el “hartazgo” tras tantos años de litigio y de que el Consistorio no haya hecho realidad las iniciativas que prevista para este museo y “diluyera” en 2018 el presupuesto que tenían para invertir en la proyección de Vicente Blasco Ibáñez.

Fuentes municipales han indicado a la agencia EFE que antes de verano y hicieron llegar a la Fundación una propuesta de convenio “para asegurar la continuidad de la colaboración Fundación-Ayuntamiento y han indicado que es “incluso mejor y más ventajosa porque aumenta la contraprestación económica anual”.

El patronato de la Fundación Blasco Ibáñez se reunirá esta semana para aprobar el texto con el que comunicarán al Ayuntamiento que “dado que ha vencido el convenio el 31 de diciembre y no se dan las condiciones para renovarlo, damos por disuelto el convenio y, a partir de ese momento, pedimos la devolución de los fondos”.

Según ha explicado, la segunda parte de ese legado, la más intimista compuesta por cartas a su novia y luego esposa, María Blasco, libros de notas cinematográficas y contratos de cine, y fotografías de sus viajes, “no hay ninguna duda de que se tiene que devolver porque es propiedad de la Fundación”.

La otra parte es la que ya estaba depositada en la Casa-Museo antes del convenio que se firmó para el periodo 2012-17 (declarado Año Blasco Ibáñez en el 150 aniversario de su nacimiento) y que se prorrogó hasta final de 2018 y cuya propiedad es motivo de conflicto entre la Fundación y el Ayuntamiento.

Fotograma de “Cañas y barro”/RTVE

López ha señalado que sobre esa otra parte de los fondos (cartas con su familia, fotografías, documentos, libros y dibujos, entre otros), de la que la Fundación argumenta que Gloria Llorca, nieta del escritor, revirtió la donación, presentarán un recurso contencioso administrativo para que “el juzgado decida a quién pertenece”, como ya estuvieron a punto de hacer en 2012.

“No hay la mínima duda de la voluntad de la donante”, ha señalado López, quien ha añadido que el Ayuntamiento utiliza un informe de la época de Rita Barberá que defiende la propiedad municipal de los fondos pero no se hace “ninguna referencia al escrito de Gloria Llorca para que se le devolviera esa primera parte del legado”.

A su juicio, hay “razones flagrantes” para que no renovar como que no se ha modificado la primera planta de la exposición permanente, que lleva más de dos décadas sin tocarse, para hacer una “reforma científica” o que “hay muchas cosas planteadas sin hacer”.

También ha reprochado que se haya “diluido” de los presupuestos de 2018 la partida destinada al museo y que no haya habido ningún “esfuerzo”, por ejemplo, por comprar un fondo de cartas que Blasco Ibáñez intercambió con un traductor suyo en Francia y que costaban 600 euros ni se haya creado el premio de investigación con su nombre.

Ha lamentado que en el caso de Blasco Ibáñez solo esté presente el Ayuntamiento de Valencia para el mantenimiento de su legado, mientras que en la Fundación Max Aub, por ejemplo, participa la Generalitat, varias diputaciones y otros organismos e instituciones y tienen “un presupuestos saneado”.

“El problema de fondo es el hartazgo y cansancio porque llevamos desde 1994 peleando por Blasco Ibáñez y desde el 2001,. que se creó la Fundación, 18 años peleando con el Ayuntamiento por su legado“, ha dicho y ha reiterado que en breve pedirán la devolución de los fondos para trasladarlos a una institución de prestigio en Madrid.

Según fuentes municipales, se consultó a los servicios jurídicos la posibilidad de un arbitraje o mediación, el abogado de la ciudad lo rechazó al considera que “es una cuestión ya resuelta jurídicamente con contundencia”.

“Esta imposibilidad fue comunicada a la Fundación antes de acabar el año y se les reiteró la voluntad y urgencia por renovar el convenio con nuevos ofrecimientos, como ampliar la duración temporal del documento”, han concluido las fuentes.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario