Educacion El viejo profesor Poesía SOLILOQUIOS DE UN JAMELGO

Homenaje al Viejo Profesor

Despedimos 2018 entre la añoranza y la tristeza de haber perdido a nuestro Director de Honor,  Pedro Hermosilla Pineda

Manuel Huerta.- Dándole vueltas a una felicitación de buenos deseos para nuestros lectores al terminar este 2018, no he encontrado mejor forma que hacerlo que con el último poema encontrado al azar, de mi amigo Pedro Hermosilla Zamora. Me ha parecido la mejor forma de recordar a mi otro amigo, su padre, Pedro Hermosilla Pineda, que fue nuestro director durante un año y situó, junto a Pedro y a Luis García del Real, en cotas de audiencia inimaginables hasta su llegada. Siempre con un contenido exclusivo y muy riguroso, la Educación.

Y en éstas fechas de celebración y jolgorio para muchos, esas letras de Pedro a su padre, de entre todas las que le ha dedicado, se encuentran llenas de rabia pero también de resignación y de esperanza en el futuro. Porque en efecto, querido Perico, la vida sigue, aún con ausencias tan necesarias. Para mí, sin duda, el mejor de los homenajes de este portal a nuestro eterno Director de Honor, El Viejo Profesor.

A ti, Viejo Profesor

No te voy a llorar,
maldito 18 macabro.
Yo me quedo, tú te vas;
escupo en tu calendario.

No es la hora de los perdones:
no te pienso perdonar,
bañaste de bilis mis emociones…

Pero el tiempo pasa y cura;
y esos puntos de sutura
son lecciones aprendidas,
medallas de una batalla
librada a cara de perro
de la que yo salgo ileso,
y tus pírricas victorias
enfilan contigo ahora
el portal del tu sepelio.

Ruín 18, colección de amarguras.
Borro dos puntos suspensivos…
pero me queda un punto final
y una corona de rosas negras
que coloco con repugnancia
junto al pie de tu sepultura.

Y viene un 19 oliendo a nuevo,
que nace hecho luz entre nubes negras
…con la furia arrasadora del trueno.

Pedro Hermosilla Zamora

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario