Educacion TE PUEDE INTERESAR

ClassDojo, plataforma de gestión del aula en la que participan docentes, padres y alumnos

Classdojo-education-platform

Una herramienta que permite a los docentes organizar su clase, promover actividades de gamificación, calificar al alumnado y mantener una comunicación más fluida con ellos y sus familias

Valencia, 2 de enero de 2019

IV.COM.- Hablamos de una plataforma online en la que un usuario de tipo ‘profesor’ puede crear diferentes aulas. Si por ejemplo, eres el profesor de matemáticas y tienes a tu cargo tres clases, puedes tener un aula ‘virtual’ en ClassDojo para cada una de ellas y cada una con su respectivo listado de estudiantes participantes.

Según cuenta el portal Educación 3.0, se puede acceder a la plataforma a través de cualquier navegador web, pero también está disponible para dispositivos iOS y Android, algo ideal porque cualquier docente puede acceder a sus clases desde su smartphone o tableta. Aunque la experiencia no es exactamente idéntica, el acceso mediante dispositivos móviles permite casi todas las funcionalidades disponibles en la web.

Las familias pueden participar en ClassDojo entrando en contacto con el profesor al cargo a través de mensajes privados con él, visualizando la información que éste pone en el ‘Class Story’ y por supuesto comprobando cuál ha sido la evolución de los alumnos que tiene.

Tres tipos de cuentas interconectadas

Cuenta de profesor: será este usuario el que cree las aulas y los estudiantes que participan en ellas. Igualmente, se encargará de gestionar las puntuaciones de cada alumno, el ‘Class Story’ y la interacción con los padres a través de mensajes privados. Tened en cuenta que un profesor puede tener varias aulas asignadas y que un aula puede contar con varios profesores responsables.

Cuenta de alumno: tremendamente limitada, ya que sólo permite personalizar el avatar (un pequeño monstruito) y comprobar cuál ha sido la valoración emitida por el docente para este alumno. No permite ver ni las puntuaciones de otros estudiantes ni, por supuesto, los mensajes que se intercambian familias y profesor.

Cuenta de padre: cada padre puede tener uno —o varios— alumnos a su cargo, y de cada uno de ellos puede visualizar cuál ha sido las valoraciones del docente en cada momento: qué insignias ha obtenido, tanto positivas como negativas. Del mismo modo, puede visualizar el ‘Class Story’ o enviar mensajes al profesor; no podrá comprobar cuál es la evolución de otros estudiantes que no estén a su cargo.

En definitiva, el objetivo de la plataforma es administrar un aula escolar en base a puntuaciones sobre el comportamiento del alumnado a través de una interfaz de fácil uso, que admite diversas opciones de personalización para que se adapte a las necesidades de cada clase, según la información de Educación 3.0. De esta manera, si el estudiante realiza un trabajo brillante ganará puntos; por contra, si molesta a los compañeros, recibirá una puntuación negativa por este comportamiento. El sistema de calificación depende del docente en todo momento, ya que es quién decide qué suma y qué resta, así como la cuantía de estos puntos a la hora de evaluar el comportamiento de cada individuo.

Insignias

La plataforma se basa en la gamificación: insignias, positivas y negativas, y que un profesor podrá asignar al alumnado cuando lo considere necesario.

Cuando se crea por primera vez un aula, existen una serie de insignias predeterminadas y que pueden empezar a utilizarse. Son genéricas, tanto como ‘En la tarea’, ‘Participando’, ‘Persistente’, ‘Trabajando duro’ (positivas), ‘Irrespetuoso’, ‘Sin deberes’, ‘Hablando fuera de su turno’ (negativas). Lo mejor de todo es que el docente puede personalizar todos estos comportamientos como considere necesario, variando los ya existentes o asignando otros nuevos. Además, se puede modificar el número de puntos que suma/resta al alumno en una escala entre 1 y 5.

A medida que el profesor va marcando el comportamiento —tanto positivo como negativo— del aula, la puntuación se va acumulando en cada uno de los alumnos, ya sea positiva o negativa. Incluso existe un conteo general y se pueden poner metas, indicando a la clase que alcance un determinado número de puntos.

Asimismo, el estudiante puede comprobar cuál es su puntuación en cada momento, si se autentifica en la plataforma, y que igualmente las familias recibirán en tiempo real las notificaciones sobre el comportamiento de sus chavales en su teléfono móvil o tablet, pudiendo comprobar tanto los puntos como otros comentarios.

Para el profesor serán de gran utilidad los informes: ClassDojo crea de forma automática informes tanto sobre los estudiantes como sobre el grupo, incluyendo evolución a lo largo del tiempo y cambios que en las puntuaciones de todos ellos. Esta información puede visualizarse en la web o exportarla a un fichero de hoja de cálculo, tipo Excel, para poder trabajar con mayor profundidad en ella.

Es gratuíta

Es una herramienta completamente gratuita y disponible en todo el mundo en varios idiomas, entre ellos español e inglés. Cualquiera puede registrarse y crear sus respectivas aulas, asignando los alumnos a cada una de ellas.

El primero que debería iniciar el ‘recorrido’ de un aula en ClassDojo debería ser el profesor, registrándose en este enlace y creando tanto su centro (sí, los profesores pertenecemos a ‘centros’) como un aula. Una vez realizado este primer paso, podrá ir asignando los estudiantes a cada aula, algo fácil al permitir copiar y pegar de un documento de Word o Excel. En unos pocos segundos ya tendremos toda el aula con los estudiantes (nombres y apellidos) creada.

A los docentes les será muy útil echar un vistazo a la información de ClassDojo para profesores, y donde comparten desde vídeos de introducción, cómo funciona la plataforma y también otros consejos tanto oficiales como de otros usuarios-profesores. Todos ellos útiles para entender la filosofía de esta herramienta.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario