Educacion

En vigor la Ley de la Infancia que limita los deberes escolares

El colegio Nuestra Señora de los Desamparados ya abrió sus instalaciones para alumnos con dificultades económicas durante las vacaciones de Pascua/A.Sáiz

La mayor parte del aprendizaje desde los 6 a los 16 años debe realizarse en la jornada lectiva

Valencia, 26 de diciembre de 2018

A.Casañ.- Los colegios de la Comunidad Valenciana procurarán que los estudiantes de entre seis y 16 años hagan la mayor parte de las actividades de aprendizaje dentro del horario lectivo y no se tengan que llevar tarea para casa. Así lo establece la Ley de Derechos y Garantías de la Infancia y la Adolescencia que ha aprobado la Generalitat, la primera norma en toda España que entra a poner límites a los deberes.

El Consell de la Generalitat Valenciana ha publicado en el DOGV la nueva Ley de Derechos y Garantías de la Infancia y la Adolescencia que por primera vez pone límites a los deberes escolares. La normativa, que acaba de entrar en vigor, recomienda al profesorado que la mayor parte de las actividades de aprendizaje se circunscriban al horario lectivo, dejando el tiempo de ocio del alumnado libre de estas cargas lo máximo posible.

Los centros educativos deben, por ley, garantizar que se cumpla el “derecho al desarrollo a través del ocio y del deporte” de los niños y adolescentes, y, como señala el artículo 69, “durante las etapas de educación obligatoria se procurará que la mayor parte de las actividades de aprendizaje programadas puedan realizarse dentro de la ornada lectiva”. La normativa concreta además que, aquellas actividades de aprendizaje que salgan fuera del aula, como son los deberes, “no menoscaben el derecho del alumnado al ocio, al deporte y a la participación en la vida social y familiar”.

El nuevo texto legislativo recomienda estas medidas, no las obliga. De hecho señala expresamente que los centros educativos “procurarán” que sea así, que el aprendizaje se limite al periodo lectivo.En cualquier caso, el tiempo que finalmente destine o no a deberes cada docente, porque la medida es potestativa de cada profesor, queda a partir de ahora supeditado al derecho al ocio que tienen los niños.

Campañas

Los padres de alumnos iniciaron hace un año, con motivo de las vacaciones de Navidad de 2017, su particular batalla contra el tiempo excesivo que dedican los niños a hacer deberes con el hastag #Stopdeberes, y este mismo año 2018, la retomaron cunado se acercaban las vacaciones de Semana Santa.

El Consell lanzó el pasado mes de junio el proyecto de ley de la Infancia que recogía por primera vez los límites a los deberes y la propia vicepresidenta Mónica Oltra realizó una destacada defensa del ocio como derecho irrenunciable para los niños. “Es como si un trabajador de una empresa de automóviles llega a casa y se lleva el volante para seguir trabajando”, explicó entonces la número dos del Consell.

La ley contempla a los niños como “ciudadanos de pleno derecho” que deben ser “escuchados”, incluso antes de recibir algún tratamiento médico y también respetados en sus convicciones. Para Oltra “desde los 7 años son suficientemente maduros para que se les pregunte, aunque obviamente la decisión sea del padre o el tutor”.

España entre los países con más deberes

El Congreso de los Diputados también instó al Gobierno en 2016 a regular los deberes por ley con el fin de «reconocer el derecho a disponer de forma efectiva del tiempo libre del niño o la niña» y «garantizar que las tareas respeten el tiempo y las necesidades» de los estudiantes. Ciudadanos fue el primer partido en abrir este melón. Su idea no iba tanto por la vía de prohibirlos, sino por abrir una reflexión y racionalizar los tiempos escolares de forma más homogénea.

La propuesta de la Cámara Baja fue crear una mesa de trabajo entre el Consejo Escolar del Estado y la Conferencia Sectorial de Educación para consensuar posturas, algo que nunca se ha llegado a hacer. El entonces ministro Íñigo Méndez de Vigo, no era partidario de regular la cuestión pues consideraba que pertenecía a la autonomía de los centros. Su sucesora, Isabel Celaá, no se ha pronunciado al respecto.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario