Entretenimiento Technology

Buenas prácticas para un uso responsable de los videojuegos

Nuestros hijos están creciendo en un entorno digital y como padres es importante que les ayudemos a utilizar de manera “saludable” las nuevas tecnologías

Valencia, 21 de diciembre de 2018

IV.COM.- Los padres y educadores deben orientar a sus hijos en el tipo de videojuego, el tiempo que le dedican y las franjas horarias preferentes.

No olvidemos que los videojuegos contribuyen a desarrollar estrategias para alcanzar objetivos en un entorno recreativo virtual. Recordad que las familias que juegan juntas, aprenden juntas. Y la mejor manera de entretenerse y educar a un tiempo es haciendo un uso responsable de los videojuegos. Para que ellos se diviertan y los padres os sintáis seguros, os ofrecemos este Decálogo con diez recomendaciones de buenas prácticas.

1.Juega con tus hijos, entiende su mundo.- Juega con tus hijos a los videojuegos, adéntrate en su mundo y disfrútalo con ellos. Anímales a mejorar sus habilidades y felicítales por sus progresos.

2. Un videojuego para cada edad: utiliza el sistema PEGI.- Utiliza la guía de clasificación por edades PEGI (Pan European Game Information) para elegir los videojuegos que más les convienen. Este código, elaborado por la Federación europea de videojuegos ISFE, establece la edad mínima aconsejable para cada juego.

3. Los videojuegos también educan: sácales todo el partido.- Aprovecha todas las ventajas de los videojuegos para potenciar las habilidades cognitivas de tus hijos, enséñales a gestionar y planificar tareas y afianzar sus funciones ejecutivas.

4. Evita sorpresas desagradables, compra siempre en tiendas oficiales.- Compra los videojuegos en tiendas oficiales y descárgalos de plataformas y portales online autorizados, es la mejor manera de evitar virus o enlaces peligrosos.

5. Tu mandas en el videojuego: utiliza siempre el control parental.- Descubre las funciones de control parental de las consolas. Si lo deseas podrás limitar o dirigir la descarga de los contenidos de pago. También podrás supervisar regularmente los registros de actividad y desactivar o eliminar los juegos que consideres inadecuados.

6.Qué, cuánto, cuándo y dónde se juega: las reglas las pones tú.- Pacta con tus hijos los días, las horas y los tiempos de diversión. En horario nocturno es recomendable activar los filtros adecuados de iluminación de las pantallas. Procura que descansen; corrige posturas inadecuadas y que no fuercen la vista. Durante los períodos vacacionales, el videojuego puede ser un gran aliado de su ocio.

7. Primero el cole y las tareas: después ya pueden jugar.- Explica a tus hijos que sólo podrán jugar cuando hayan concluido sus deberes y no tengan tareas escolares.

8. El videojuego, también en familia.- Organiza ‘game parties’ en casa, jugar con la familia o con los amigos es muy divertido. Para supervisar el juego de los más pequeños, una buena opción es situar una pantalla en zona de tránsito para observar sus reacciones y facilitar la interacción entre padres e hijos.

9. Conoce a los amigos de tus hijos, también a los virtuales.- Conoce a los amigos virtuales de tus hijos, edúcales para que elijan adecuadamente las invitaciones de videojuego por internet. Adviérteles sobre la cesión de datos personales.

10. La fantasía estimula su creatividad pero evita que confundan realidad y ficción.- Enseña a tus hijos a distinguir entre realidad y ficción, la vida del niño también está fuera de su consola.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario