Salud

Alerta por riesgo de aumento de ictus en la población mundial

Riesgo de ictus mundial - NEJM

Los países con mayor riesgo son aquellos situados en Asia oriental, Europa central y Europa oriental. España, según el informe, si sitúa en un nivel medio-bajo

Valencia, 22 de diciembre de 2018

IV.COM.- El riesgo de sufrir un ictus o accidente cerebrovascular es mucho mayor de lo estimado. De acuerdo con un estudio ‘The New England Journal of Medicine’, en 2016, el riesgo de accidente cerebrovascular a lo largo de toda la vida a partir de los 25 años era de aproximadamente el 25%, tanto en hombres como en mujeres. Los países con mayor riesgo son aquellos situados en Asia oriental, Europa central y Europa oriental. España, según el informe, si sitúa en un nivel medio-bajo.

“Nuestros hallazgos son asombrosos”, afirma Gregory Roth, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, (EE.UU.) y autor principal del estudio. Por eso, subraya, “resulta imperativo que los médicos adviertan a sus pacientes sobre cómo prevenir los accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades vasculares. De alguna manera –indica- debemos conciencia a los jóvenes sobre los riesgos de salud a largo plazo. Por ejemplo, una dieta más saludables, hacer ejercicio regularmente y evitar el tabaco y el alcohol puede suponer una gran diferencia en términos de salud de mayores” .

Los investigadores han empleado los datos del estudio Global Burden of Disease (GBD) y han desarrollado un nuevo valor de medición que combina el riesgo de sufrir un derrame cerebral y sobrevivir o de sufrir ictus y morir. Por primera vez, el estudio estima el riesgo de accidente cerebrovascular a lo largo de todo una vida a partir de los 25 años, mientras que los estudios anteriores comienzan a los 45 años.

De 1990 a 2016

Los autores analizaron el riesgo del primer derrame cerebral -ictus isquémico y hemorrágico-, pero no el de accidente cerebrovascular recurrente, accidente cerebrovascular pediátrico o ataque isquémico transitorio (AIT), comúnmente conocido como “mini ictus”, que no produce daño cerebral permanente. Los hallazgos cubren de 1990 a 2016 en 195 países y territorios por edad y sexo. Los resultados muestran importantes divergencias geográficas. En 2016, las tres regiones con el mayor riesgo estimado eran Asia oriental (38,8%), Europa central (31,7%) y Europa oriental (31,6%), mientras que la región con el riesgo más bajo fue el África subsahariana oriental (11,8%). El riesgo de accidente cerebrovascular entre los adultos depende en gran medida de los factores de riesgo modificables y de las características de los sistemas de salud.

Ahora bien, reconoce Roth, “el menor riesgo de accidente cerebrovascular en África subsahariana no necesariamente representa una menor incidencia o estrategias de prevención y tratamiento más efectivas. Más bien al contrario, las personas allí simplemente corren un mayor riesgo de fallecer por otra causa primero”.

El informe advierte un dato positivo: el riesgo de accidente cerebrovascular entre los adultos depende en gran medida de los factores de riesgo modificables y de las características de los sistemas de salud. Por lo tanto, los resultados pueden ser útiles para la planificación a largo plazo, especialmente en términos de prevención y educación pública. Se deben desarrollar, continúa el documento, programas que alienten a los jóvenes a comer dietas más saludables, así como a evitar el tabaco y el alcohol, aumentar la actividad física y mantener un peso saludable.

Cómo prevenirlo

El ictus es una enfermedad que afecta cada año en España a 120.000 personas. Desde el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), recuerdan que el 90% de los ictus son prevenibles, basta con llevar una vida sana:

-Reduce tu consumo de sal y grasas. Dieta sana y variada

-Haz ejercicio moderado, huye del sedentarismo

-Deja el tabaco y reduce el consumo de alcohol

-Controla tu peso, tensión y colesterol

-Realiza controles médicos periódicos

-Cumple adecuadamente el tratamiento que te indique tú médico.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario