Educacion SOLILOQUIOS DE UN JAMELGO

CELAÀ, DOS ALEMANES…Y UN BOLI

El Jamelgo-
Los alemanes son muy alemanes y mucho alemanes-como diría el clásico barbudo- y tienen la fea costumbre de ante los problemas, en vez de quejarse o buscar excusas y culpables, hocican -y suelen encontrar- soluciones. Un par de ellos, responden por Falk y Daniel, ante las faltas de ortografía que cometían sus pimpollos, han confeccionado un bolígrafo que no sé por qué leches de sensores de movimientos, softwares y demás cosas diabólicas de esas (los inventores y los listos son ellos) vibra cada vez que los nenes le meten una patada al diccionario o escriben con una caligrafía similar a una pelea de hormigas. El invento se llama “lernstift” y hasta ahora solo sabe inglés y alemán. Deseando estoy de verlo funcionar (no suele ser oro todo lo que brilla) para pedirle a Celaà que prepare una partida presupuestaria para que desde el Ministerio de la Cosa y que nos manden diez o doce millones de maravillas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario