Educacion SOLILOQUIOS DE UN JAMELGO

MAESTRO,¡QUÉ PENITA DAS!

El Jamelgo-
Maestro,¡qué poco te queda!
Ya se oyen las ruedas
de las carteras del Carreful
rodando por las aceras.
Empieza la cuenta atrás,
apenas una quincena,
empieza a sacudirte la arena
y paga la cuenta en el bar.
Maestro, a mí no me llores,
¡sé un hombre, chaval!,
que tienes que revisar
las put…programaciones.
Y ves haciendo, maestro, el equipaje
que toca cambiar la toalla
y las gafas de bucear
por estándares de aprendizaje.
¡Ay, maestro, qué pena!
Que empieza la cuenta atrás
para que empiece la escuela.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario