EDUCACIÓN ARAGÓN

EL PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS TAMBIÉN LLEGA A LA ESCUELA

ARAGÓN

Se ha publicado el protocolo de coordinación interinstitucional para la prevención de la violencia de género y atención a las víctimas en Aragón.

El mismo incluye, entre otras, las medidas de prevención y el protocolo de actuación en el ÁMBITO EDUCATIVO.

La PREVENCIÓN de la Violencia de género engloba acciones de sensibilización y de formación, concretándose en las siguientes actuaciones por parte del departamento competente en materia educativa:

  1. Implicar a toda la comunidad educativa en el desarrollo de políticas, prácticas y culturas inclusivas.
  2. Velar y supervisar que en los documentos del centro se impulse la adquisición y desarrollo de competencias que mejoren las relaciones entre toda la comunidad educativa para erradicar cualquier forma de violencia.
  3. Promover que los centros educativos revisen y actualicen sus Planes de convivencia en los que se contemplen acciones de promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, reconocimiento y respeto a las diversidades de identidad de género y prevención de la violencia de género.
  4. Promover actuaciones de formación y sensibilización dirigidas a toda la Comunidad Educativa sobre la Igualdad y Prevención de la Violencia contra la Mujer.
  5. Promover que los centros educativos elaboren Planes de Igualdad que incluyan actividades para visibilizar a las mujeres en estudios y trabajos en todas las esferas de la vida.
  6. Coordinación con el Sistema de Asesoramiento y Recursos en Educación para la Salud (SARES) en el desarrollo de programas, proyectos y actividades.
  7. Desarrollar jornadas y cursos de formación sobre planes de igualdad y prevención y detección de la violencia de género.
  8. Trabajar coordinadamente con todas las instituciones sensibilizadas con este tema y especialmente con el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) en el desarrollo de todos los programas y proyectos que dirijan parte de su trabajo a la sensibilización y formación del alumnado y sus familias.
  9. Desarrollar la formación del Plan Director de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en formato de charlas dirigidas al alumnado y sus familias que versan sobre acoso, ciberacoso y violencia contra la mujer.
  10. Impulsar el desarrollo de programas y proyectos de innovación que realicen buenas prácticas en materia de igualdad, reconocimiento de identidades de género y lucha contra la violencia de género.
  11. Impulsar y promover la creación de “territorios libres de violencia de género” así como formar al alumnado como mediadores en conflictos de violencia de género.
  12. Realizar actividades específicas en efemérides significativas para las mujeres

En cuanto al PROTOCOLO DE ACTUACIÓN:

Cualquier miembro de la comunidad educativa con conocimiento o sospecha de una situación de violencia de género ejercida sobre una alumna, lo comunicará al Equipo Directivo.

Tras esta comunicación, el equipo directivo con el tutor o tutora de la alumna y el responsable del Servicio de Orientación del centro educativo recogerá toda la información posible sobre el presunto acto violento, analizarla y valorar la intervención que proceda. Todo ello quedará recogido en un acta. Si tras el análisis se concluye una posible situación de violencia de género se informará, mediante informe escrito, al inspector/a de del centro que dará traslado a la Unidad de Programas Educativos Provincial para su conocimiento y valoración con los Servicios del Instituto Aragonés de la Mujer en colaboración con el Equipo Directivo del centro.

En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger a la alumna afectada y evitar las agresiones.

El Servicio de Orientación del centro educativo junto con el tutor o tutora de la alumna, previa información al Equipo Directivo, mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportándoles información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas.

El director o directora, con las reservas debidas de confidencialidad, protección de la intimidad de los menores afectados y de la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado. Si lo estima oportuno informará también a otro personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial).

Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el director o directora del centro recabará la información necesaria relativa al hecho.

En caso de que la persona o personas agresoras sean alumnos del centro, una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, según el Decreto 73/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se establece la Carta de derechos y deberes de los miembros de la comunidad educativa y las bases de las normas de convivencia en los centros educativos no universitarios de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Sin perjuicio del principio de confidencialidad y de la obligada protección de la intimidad de los menores y las menores, y la de sus familias, el director o directora del centro trasladará el informe (indicando si existe discapacidad y el tipo de ésta) realizado tras la recogida de información.

El director o directora del centro remitirá el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en el Paso 2 de este protocolo.

El equipo directivo y el Servicio de Orientación del centro definirán un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de violencia de género en el ámbito educativo que deberán coordinarse con las medidas decretadas judicialmente. Asimismo, si se considera necesario, podrá contar con la intervención de la Asesoría de Convivencia. Igualmente, para cualquiera de las medidas y actuaciones definidas, se podrá solicitar asesoramiento específico y apoyo profesional al Instituto Aragonés de la Mujer.

Además, si el caso lo requiere, se incluirán actuaciones con los compañeros y compañeras de este alumnado, y con las familias o responsables legales. De manera complementaria, se contemplarán actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado del centro. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado agresor las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia y normativa vigente.

ENLACE al texto íntegro.

 

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter