Actualidad Educacion

CARTA DE UNA INTERINA: PORQUE YO LO VALGO

Tal y como nos ha llegado la compartimos .

VALGO para haber trabajado 21 años consecutivos para la administración.

VALGO para haber estado cobrando menos que mis compañeros funcionarios durante 19 de esos 21 años. Habiéndose conseguido esta equiparación salarial por vía judicial.

VALGO para que me bajen el sueldo y me lo congelen durante los años de esta “crisis”.

VALGO para que me aumenten las horas de trabajo y VALGO para que me aumenten las ratios de alumnado con la excusa de superar la mencionada “crisis” (entiéndase estafa).

VALGO para me oculten las plazas estructurales que vengo cubriendo durante 20 años.

VALGO para aprobar las oposiciones y quedarme sin plaza, pues ha estado siendo más cómodo y barato para la administración sacar una plaza de cada cinco.

VALGO para que me cambien las reglas del juego con cada convocatoria de oposición.

VALGO para pagarme de mi bolsillo cada nueva ocurrencia sobre formación que se les venga a la cabeza a nuestros responsables políticos.

VALGO para pagar a los sindicatos buena parte de la mencionada formación, llenando sus arcas, mientras ellos me niegan la mayor.

VALGO para que me “roben” una paga extra y me hagan cotizar por ella y VALGO para recuperarla judicialmente, gracias a la lucha de algunos compañeros, sin ayuda de las OOSS.

VALGO para conducir cientos de kilómetros cada curso, pasando el verano pendiente de si tendré o no trabajo al curso siguiente.

VALGO para no tener derecho a paro si alguna vez no acepto un puesto inasumible económicamente (léase desplazamientos, alquileres… compaginando todo ello con la vida familiar y sus cargas: niños, padres mayores, hipotecas…).

VALGO para tener que pagarme un abogado de mi bolsillo, para reclamar una indemnización en caso de cese, derecho reconocido por EUROPA y que mi gobierno no aplica y me obliga a pleitear.

VALGO para que me convoquen a un examen de oposición con el curso inacabado, en la época de más trabajo.

VALGO para llegar la última a mi puesto de trabajo cada curso y tener que asumir los peores horarios.

Por todo ello PIDO PERDÓN, pido perdón a las organizaciones sindicales por tener que luchar por mis derechos, no solo sin ayuda, sino con sus palos en mis ruedas.

PIDO PERDÓN a todos aquellos que piensan que quiero que me den un puesto “por la cara”.

PIDO PERDÓN a mis compañeros funcionarios de carrera, que han de hacer nuestro trabajo en Septiembre, y no pueden dar continuidad a muchos proyectos, ya que una parte importante del personal, cambia cada curso.

PIDO PERDÓN a todos aquellos que dicen que soy una “vaga” y no quiero estudiar.

PIDO PERDÓN a los nuevos opositores, muchos de ellos futuros interinos, que, con suerte, entrarán en esta rueda perversa que yo llevo viviendo durante 21 años, les PIDO PERDÓN por luchar por los derechos de todos, pues se está diseñando un plan que convertirá a todos los trabajadores públicos de este país en un colectivo de funcionarios pobres, manipulables, miedosos y chantajeados.

Así que, pese a quien pese, voy a seguir luchando por unos derechos que EUROPA me reconoce y mi gobierno me niega, ¿por qué?

(Vista también en “piplataforma” y en “profesorprecario”, excelentes páginas)

print
Comentarios

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter