Educacion

¿PADRES SUPERHÉROES?(2)

La segunda fuerza que está limitando la libertad de la familia es la crisis económica. Desde que en el año
2007 la quiebra de Lehman Brothers marcase el declive de la economía global, la precarización de salarios
y la congelación de los sueldos ha llevado a la mayoría de los trabajadores a dedicar muchas más horas para ganar lo mismo. Tanto autónomos como empleados han visto reducidos sus ingresos por el trabajo.

Como además las familias venían de una época de bonanza económica, los gastos mensuales que habían
dedicado a materias como educación o vivienda, se habían elevado considerablemente. La mayoría de los
hogares se han apretado en muchos puntos el cinturón prescindiendo de lo superfluo -vacaciones, gastos
innecesarios … – pero para mantener lo que consideran imprescindible, han tenido que recortar tiempo en sus familias para buscar más trabajo.

Aun así, no llegan holgados a final de mes. Prueba de ello es que en los últimos años ha aumentado el porcentaje de salarios destinados a gastos básicos. Según la última encuesta elaborada por el INE sobre el gasto de las familias, la vivienda ha pasado de ocupar un 24,9 por ciento del gasto mensual en 2006 a un 31,8 en 2015. Y también ha aumentado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter