El Arte de Escribir

REPETICION DE IDEAS Y DE PALABRAS

REPETICION DE IDEAS Y DE PALABRAS

Cuando, al escribir, se repite mucho una palabra o una idea, se da la impresión de pobreza de vocabulario, de inexperiencia. Lo cual no quiere decir que sea preciso evitar la repetición a todo trance. Lo que recomendamos es repetir bien, con mesura, evitando la cacofonía o la machaconería.

Para evitar la repetición no siempre es recomendable acudir al Diccionario en busca de sinónimos. Generalmente, el escritor que acude constantemente al Diccionario obliga al lector a una labor análoga. Y lo que debemos procurar, al escribir, es que se nos comprenda rápidamente, sin necesidad de «investigar» lo que decimos. Porque si la repetición excesiva, malsonante, produce un pésimo efecto, el rebuscamiento puede resultar pedante

En una obra científica, por ejemplo, el tecnicismo es algo natural y obligado. En cambio, en una simple carta o en un informe o escrito corriente, resulta pedante emplear vocablos técnicos raros y rebuscados.

Así, es natural que un psicólogo, al referirse a un hombre determinado, !lOS hable de «introversión», o nos diga, refiriéndose al «biotipo», que se trata de un «asténico». Pero si un profano en la materia, para describir a un hombre rechoncho, dice que es un «pícnico», la expresión es pedante.
Más valía, en este caso, repetir las voces «grueso» o «rechoncho» que obligar al lector a abrir un Tratado de Tipología, si quiere enterarse de lo que estamos diciendo.

Hecha esta aclaración previa, y refiriéndonos concretamente a la repetición de ideas y palabras, hemos de distinguir entre las repeticiones VICIOSAS Y LEGITIMAS.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter