El Arte de Escribir

VARIEDAD Y ARMONIA

VARIEDAD Y ARMONIA

La elección del período corto o largo plantea interesantes problemas de redacción. Un texto compuesto exclusivamente a base de frases largas suele resultar oscuro, embrollado; por el contrario, una serie ininterrumpida de frases cortas, enlazadas por puntos, es causa de monotonía. Por consiguiente: conviene alternar las frases cortas con las largas para que lo escrito resulte variado, armonioso.

Una frase larga -dice Marouzeau- agota el aliento y fatiga la atención; una frase breve y, sobre todo, una serie de frases breves da la impresión de cosa descosida, de precipitación, de andar a saltitos.

EJEMPLOS:

El conductor se caló la gorra. Encendió las luces de carretera. Dio a la llave de contacto. Metió la primera. Desembragó suavemente. Pisó a fondo el acelerador. El coche salió disparado.

Más elegante:

El conductor se caló la gorra y encendió las luces de carretera. Dio a la llave de contacto; metió la primera, desembragó suavemente y pisó a fondo el acelerador. El coche salió disparado.

Hemos transformado la monotonía, engendrada por el abuso de la frase corta, en un párrafo más armonioso, en el que se combinan la frase corta y la larga.

Veamos ahora un ejemplo de período excesivamente amplio, y su corrección:

Por el camino avanza un carromato viejo, arrastrado por un caballo escuálido, de color gris ceniciento, acompañado por un perro mastín y seguido, más atrás, por un hombre de aspecto sórdido que empuja al carromato para ayudar al animal que no puede ya con su cuerpo.

Mejor:

Por el camino avanza un carromato viejo, arrastrado por un caballo escuálido, de color gris ceniciento, acompañado por un perro mastín. Detrás del carro, un hombre de aspecto sórdido, empuja al carromato para ayudar al animal que no puede ya con su cuerpo.

Se comprobará, con estos ejemplos, que el problema de la variedad y armonía es, en realidad, un problema de puntuación y « partículas».

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter