Educacion El viejo profesor

LOS NIÑOS RACIONALES (I)

LOS NIÑOS RACIONALES (I)

¿Qué define a los niños racionales, a los que la tradición griega llamaba flemáticos? Sobre todo, su capacidad para resolver problemas complejos, para teorizar, para indagar ... Es cierto que estas características pueden convertidos en retraídos y su carácter poco comunicativo puede hacer que parezcan menos cariñosos, pero son particularmente sensibles, muy tolerantes y pacientes, además de tranquilos y organizados.

Los niños racionales son, de los cuatro temperamentos, los más tranquilos. Esta naturaleza equilibrada y sosegada es apreciable desde los primeros días de vida. Desde que son bebés son reservados y suelen tener menos expresiones de afecto. Comparados con los otros temperamentos pueden aparentar ser distantes o carentes de emociones. Pero, aunque sean poco expresivos, son sensibles y tolerantes.

Los niños racionales son aficionados a resolver problemas, especialmente cuando se trata de sistemas complejos. Tienen un gran interés por plantas, animales, tecnología, sistemas mecánicos, incluso sistemas sociales, familiares y gubernamentales. Sea cual sea el sistema que despierta su curiosidad, buscan entender cómo funcionan las cosas.

Suelen ser niños muy pragmáticos que lo analizan todo y son difíciles de convencer. Nada les enorgullece más que saberse independientes, líderes estratégicos e ingeniosos. Cuando crezcan, serán adultos tranquilos y difíciles de alterar. Confían altamente en su lógica, conocimientos y logros. Son niños que siempre están dispuestos a escuchar a cualquiera que tenga algo útil que enseñarnos

 

 

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter