Actualidad Valencia

“PROBLEMAS” CON LOS CENTROS DE MENORES EN VALENCIA

La gestión de los centros de menores se está convirtiendo en un problema en la Comunidad Valenciana ya que La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas todavía está pendiente de adjudicar una quincena de contratos relacionados con los mismos.

El concurso del servicio de gestión del centro de reeducación de menores Mariano Ribera de Burjassot, el de Pi Gros de Castellón y el del servicio de tareas organizativas, asistencia y seguimiento educativo del centro de acogida de menores Plana Alta de Castellón siguen en evaluación pese a que las ofertas se presentaron en junio de 2017.

Tampoco se han adjudicado todavía el concurso por el que se tienen que poner a disposición de la Conselleria 602 plazas de atención residencial en centros de acogida de la Comunidad para niños tutelados por la Generalitat, así como el servicio de mediadores interculturales para la atención de menores extranjeros no acompañados en el centro de recepción de Alicante, a pesar de que ambos recibieron las ofertas en julio del pasado ejercicio.

Los de Picassent, Mislata II, Elche o Alicante también siguen pendientes; así como el servicio de atención psicológica a niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales y/o explotación sexual.

Además, a todo esto hay que sumar los problemas para abrir nuevos centros de acogida o recepción en otras localidades valencianas. En concreto las propuestas de l’Eliana, que no prosperó ya que el Ayuntamiento condicionó la licencia a contar con el visto bueno de los vecinos, algo que finalmente no sucedió; Llíria, localidad donde se suceden las protestas vecinales contra la residencia; o la apertura de un nuevo centro en Paterna, que ha originado el rechazo del Ayuntamiento y algunos de sus vecinos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter