Educacion SOLILOQUIOS DE UN JAMELGO

ME TEMO QUE NO SEREMOS CAPACES DE CONSEGUIRLO.

El Jamelgo-

Una vez que policías nacionales y guardias civiles  han conseguido, justamente, sus objetivos de equiparación salarial; puede que, de una vez por todas, nos llegue nuestro turno. Los docentes somos tratados de muy distinta manera dependiendo de la  comunidad autónoma que nos malpague nuestros esfuerzos. Vale que esto sea una profesión vocacional, pero también es “bocacional” puesto que con la boca tenemos que comer.

Uno de las grandes alegrías, sin medir las consecuencias de su resaca, del sistema autonómico es la cesión total de las competencias educativas, incluidas las de los complementos salariales; lo que hace que un profesor de secundaria en Navarra cobre (por el mismo trabajo, las mismas horas, y la misma experiencia) 2.757 eurazos en Navarra  y 2.099 en Baleares. En el caso de un maestro recién incorporado la cosa varía entre los 2.382 del País Vasco y los 1.834 de nuevo en el caso balear.

Parece ser que en la mesa del pacto  educativo, o lo que queda de ella, no se ha dicho ni “mu” de este asunto. No sé si ha  llegado la hora de empezar a apretarle las tuercas a esta gente…empiezo a pensar que nos han estado tomando el pelo toda la vida y que  nosotros-enfangados y despistados entre proyectos, sucia política y burocracias varias- no nos estamos dando cuenta.

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter