INFORMAGRAMÁTICA

LA COLOCACION DE MODIFICATIVOS

LA COLOCACION DE MODIFICATIVOS y LA CLARIDAD
DE LA FRASE

Son «modificativos» aquellos vocablos o frases breves que alteran -modifican- de algún modo el sentido del pensamiento. La mayoría de ellos son adverbios o frases adverbiales.

El problema práctico que se nos plantea con los modificativos es el de su exacta colocación. Lo cual quiere decir que dichos modificativos deben colocarse lo más cerca posible de la palabra o frase que modifican.

Entre las palabras modificativas, requieren especial atención: apenas, entonces, luego, casi, solamente, enseguida, después, etc.

Considérese el siguiente ejemplo:

«Apenas unas cincuenta personas de la grada 7, de pie, pudieron ver
bien el partido»

En esta frase quiero decir que, entre los espectadores de la grada 7,
sólo unos cincuenta, los que se pusieron de pie, pudieron ver bien el partido..

En cambio, si escribo:

«Unas cincuenta personas de la grada 7, de pie, apenas si pudieron
ver el partido», digo casi lo contrario: que, entre los espectadores de la grada 7, hubo unos cincuenta que casi no vieron el partido. Se supone que el resto de los espectadores de la grada 7, la vieron bien.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter