Educacion

LAS PERLAS DE GOLEMAN

Otro de los monstruos de la nueva educación es Daniel Goleman con su “Inteligencia Emocional”. Destripamos una entrevista en el blog.tiching.com para sacar perlas referidas a la alfabetización emocional, a las nuevas tecnologías y a la importancia de focalizar en el estudio; para uso, abuso, disfrute y discusión de nuestros compañeros del mundo docente.

-“La vida moderna nos hace estar más centrados en la tecnología, y nos quita tiempo para estr tranquilos y reflexionar, un aspecto fundamental para potenciar la conciencia de uno mismo”.

– La tecnología nos quita tiempo que podríamos destinar a estar con la gente que queremos y por la que nos preocupamos, y así potenciar nuestra inteligencia social. La sociedad está afectada por el analfabetismo emocional”

-“Los niños aprenden la inteligencia emocional en la vida real, especialmente cuando son jóvenes. Es importante que aprendan a manejar las emociones negativas a través de sus padres, hermanos o amigos”.

-“Las habilidades sociales son imprescindibles, aunque no se encuentran en ningún plan de estudios escolar ordinario”.

-“El mundo académico ha estado siempre centrado en las capacidades intelectuales y de razonamiento, la emoción se considera una interferencia”.

-“El estado de nuestras emociones es, en realidad, el que determina la capacidad para razonar y aprender”.

-“Focalizar es absolutamente crucial…Hay un enorme desafía para la sociedad en mantener agudas nuestras habilidades de atención…hace años era más fácil concentrarnos”.

-“La misión del profesor es enseñarles las habilidades básicas de atención para que puedan gestionar sus propias emociones destructivas y resistir a las distracciones”.

-“Los padres son los primeros tutores de sus hijos en cuanto a la inteligencia emocional se refiere”.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter