Fútbol

NEGATIVOS POR NATURALEZA

No pasa una jornada en la que, se juegue como se juegue, no se critique al Valencia.

Y no, no me refiero a los medios deportivos, tan “neutrales” ellos, sino a parte de la propia afición que, se supone, debería apoyar al equipo y estar con él en las duras y en las maduras.

Es como una enfermedad, el virus ché, la manía de ver la copa siempre medio vacía…

No importa que se tengan ya 50 puntazos en la saca de la clasificación liguera, ni que se ocupe la cuarta plaza a tan solo 1 punto del tercero, ni que el quinto y el sexto estén a 8 y 9 puntos respectivamente, ni que…

Siempre hay alguien descontento.

El partido contra el Athletic ha sido la última excusa de algunos para lanzar sus ataques  más vehementes contra aquellos que visten “sus” colores:

Por lo visto, Neto  sigue siendo un paquete infumable, una estatua impertérrita, una escultura de piedra que debería ocupar un lugar destacado en la plaza de cualquier pueblo en lugar de proteger la portería valencianista, da igual que ayer atajara un penalti. Además, la pareja de centrales – Paulista y Murillo – tampoco convencieron, al igual que Vezo, un central reconvertido a lateral derecho, que debería haberse quedado sentado en el banquillo, o un Gayà que se devalúa con cada partido que juega.

Siguiendo con la alineación, para estos “seguidores”, Parejo dejó señales (otra vez) de que debería haber cambiado de aires hace mucho y de que no es digno de manejar el timón de esta nave; Coquelin no estaba donde debía estar;  Torres es demasiado joven como para que el entrenador le diera la responsabilidad de salir desde el inicio; Zaza no hizo nada de “niente”; Vietto confirmó que ha sido el pufo que nos han colado en el pasado mercado invernal; Rodrigo salió dormido; Guedes no corrió; Soler no… Mare meua!

Si acaso, esta porción de “analistas” solo salva del choque a Kondogbia, el que marcó el gol desde fuera del área, ajustadito al palo, con efecto, lejos del alcance del portero…

¡Faltaría más!

Pero que no se olviden ahora de que este Kondogbia es el mismo que en otros partidos se ha movido por el campo como un zombi, ese que parecía más un tronco con raíces que un futbolista digno de jugar en el “millor club del món”…

Y no lo digo yo.

Lo han dicho ellos.

Y me temo que lo seguirán haciendo.

Porque esta parte de la afición es de otro mundo. Porque, para ellos, lo de “hay que ver de dónde veníamos” ya no vale. Porque no estar por delante del Madrid es un fracaso. Porque el equipo, reconstruido este verano, no solo debería jugar como si llevara junto toda la vida (que lo hace) sino que también debería sacarle los colores a plantillas que nos doblan y triplican en presupuesto y están mejor armadas. Porque deberíamos ganar siempre, jugando mejor que el rival siempre, goleando al contrario siempre, sin sufrir siempre…

Resulta ahora que sacar un empate en San Mamés ha sido poco menos que una catástrofe porque los vascos ocupan la duodécima posición en la tabla.

Resulta ahora que los leones se han vuelto gatitos de repente.

Resulta ahora que todo el que visita Bilbao arrasa de calle y se lleva los tres puntos…

Pues ahí van unos datos para aquellos que dudan de que el puntito obtenido en tierras vascas no valga su peso en oro. De los 6 equipos que ocupan plazas europeas:

  • El Sevilla perdió 1-0.
  • El Villarreal empató 1-1.
  • El Madrid empató 0-0.
  • El Valencia empató 1-1.
  • El Atlético de Madrid todavía no ha pasado por San Mamés.
  • Y solo el Barcelona consiguió llevarse los tres puntos: 0-2.

Pero nada, seguid con las críticas, a lo vuestro…

…, vosotros siempre negatifos, nunca positifos.

Fdo. Un valencianista desinteresado.

 

 

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter