Uncategorized

PAREJO BAILA SOBRE UNA BALDOSA

Fue empezar el partido contra la Real Sociedad y el Valencia envió el mensaje de que iba a ser un choque tranquilo, sin sobresaltos y para disfrutar.

El equipo blanc-i-negre era amo y señor del medio campo y Parejo, que celebraba 200 partidos en Liga vistiendo la elástica del murciélago, parecía bailar como un chulapo sobre una baldosa, girando sobre sí mismo hacia un lado y hacia otro, mandando.

Precisamente de él, y de uno de esos giros, nacía la jugada del primer gol: Pase suyo a Montoya que centraba por la derecha para que Mina – juventud y fuerza en estado puro – rematara a la red de cabeza.

Todo estaba bajo control y así se llegaba al descanso.

Sin embargo, la segunda parte iba a cambiar.

La tranquilidad de la grada pareció contagiarse a los jugadores, y precisamente esa calma condujo a un error garrafal que provocaría el tanto del empate de los vascos.

Entró Zaza por Soler.

Y entonces reaccionó el equipo: Parejo bailaba de nuevo y pasaba a Rodrigo que, desde la izquierda, centraba para que Toño fallara en el despeje y dejara un balón muerto que Mina, otra vez Mina, remataba a bocajarro para poner el 2-1 en el minuto 67.

El Valencia se había puesto las pilas y ya no se las quitó.

Entró Ferran Torres por Guedes.

Ya no se relajó el equipo y siguió enchufado… y acompañado de la suerte, que hizo que Neto despejara dos veces seguidas sobre la línea, primero un tiro de Canales con las manos y a continuación otro con el codo.

Entró Maksimovic por Rodrigo.

Paulista pareció lesionarse de gravedad, de hecho fue retirado en camilla, dejando al equipo con 10 a falta de jugar los 4 minutos de añadido que restaban… pero volvió al terreno, al parecer en contra de la opinión de todos, y haciendo bueno aquello que dijo en su día de que se iba a dejar el alma por el equipo.

Y ganamos.

Victoria y tres puntos que nos consolidan en la cuarta plaza y nos acercan un poco más al sueño de la Champions…

… a ritmo de Parejo.

Fdo. Un valencianista desinteresado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter