El viejo profesor

CAUSAS DE LA MENTIRA

EDUCACIÓN

Causas de la mentira

La búsqueda de un ‘escape’ a una realidad que disgusta es el objetivo perseguido por la mayoría de personas al mentir. Las personas mentimos por defensa, vergüenza, interés, maldad, desesperación, aceptación social, piedad o simplemente por gusto.

Aunque la investigación revela que las motivaciones infantiles no difieren mucho de las de los adultos, en el caso de los niños los especialistas destacan las siguientes:

  • •• Por imaginación. Por ejemplo, el niño pequeño que cuenta sus fantasías a sus padres, convencido de que son reales .
  • •• Por imitación. Observando a los mayores, los niños pueden aprender la utilidad de la mentira .
  • •• Para evitar consecuencias negativas, como por ejemplo un enfado, un castigo, un fallo, una obligación, una responsabilidad o una situación vergonzosa .
  • •• Para obtener beneficios, como por ejemplo premios o gratificaciones .
  • •• Por llamar la atención. Por ejemplo, el niño que se siente desatendido puede utilizar la mentira para reclamar el afecto o aceptación que necesita .
  • •• Por inseguridad. Por ejemplo, el niño con una baja autoestima puede mentir para ocultarla y proyectar otra imagen más deseable ante los demás .
  • •• Por frustración. Por ejemplo, el hijo único que cuenta a sus amigos que tiene hermanos como ellos.
print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter