Educacion

NO SUPERVISAR CORRECTAMENTE UNA CLASE PUEDE COSTAR 90.000 EUROS

No supervisar correctamente una clase puede llegar a costar 90.000 euros según el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.  Los hechos son los siguientes: Un profesor de EF se debía ausentar de la clase y  se dejó como supervisora a la profesora de Música. Mientras ésta intenta controlar a los adolescentes, a uno de ellos se le ocurre saltar un potro que se ubica en uno de los laterales del gimnasio; se le cruza un compañero y provoca que yerre rompiéndose el fémur. La familia denuncia y el tribunal le da la razón dictando  que: «ambos profesores tenían que representarse los peligros inherentes» de dejar «a su albedrío a adolescentes en un gimnasio». Además, el profesor de Educación Física “debió dejar a los alumnos alguna actividad que pudieran hacer sin peligros en el gimnasio» o que la profesora de Música debería  «haberlos agrupado donde pudiera observarlos o supervisarlos”.

Otra más, compañeros, juzguen ustedes mismos.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario