Actualidad

LO DE LAS PASARELAS NO SE HA ACABADO

Primero las quitaron, luego se volaron las señalizaciones de los pasos de cebra y ahora… se pide que se instalen nuevas pasarelas en la Avenida del Cid.

A través de su concejal, Alberto Mendoza, el PP del Ayuntamiento de Valencia ha anunciado que defenderá una moción para que el consistorio instale nuevas pasarelas a lo largo de la Avenida del Cid.

Mendoza ha asegurado en un comunicado que el derribo de las antiguas pasarelas, además de provocar “grandes atascos” de entrada y salida a la ciudad, “ha aumentado la sensación de inseguridad de los miles de peatones que cruzan esta avenida”, y ha reiterado la “necesidad urgente” de que el Ayuntamiento “extreme” las medidas de seguridad en la avenida del Cid así como de que “se convoque un proceso de presentación de proyectos de pasarelas peatonales a través de los Colegios Profesionales para seleccionar aquellas que se podrían volver a instalar”.

Visto lo visto, de aquí a nada, a algún iluminado se le ocurrirá que pongan las mismas que ya había, que así saldrá más barato; mientras nosotros, los ciudadanos, seguiremos mirando desde la barrera con caras de tontos, pensando que eso lo tendrá que pagar alguien…

…, nosotros.

Tiempo al tiempo.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter