El viejo profesor

CON PERMISO DE SAN VALENTÍN…

EL VIEJO PROFESOR

Me vais a perdonar, amigos, pero hay fechas que, por muy comercializadas que estén y por mucho que se nos metan “por las narices” en nuestra existencia, me hacen considerlas desde mi particular punto de vista. No me dejo llevar por toda la propaganda que se hace en estos días tan “señalados”. Dicen que el Día de los Enamorados, el de la Madre, el del Padre, y tantos otros más han sido inventados por los Grandes Almacenes con el fin de aumentar sus ventas. ¡A mí me da igual! Precisamente en uno de estos días “inventados” no se me ocurre nunca asomarme ni por equivocación a ninguno de ellos. Pero, mira, sí que me quedo con la idea. San Valentín, “Día de los Enamorados”, pues que me quedo con la idea del Amor, ¡ea! Y estamos a tiro de piedra de la fecha.

Estaba yo en “otra cosa” esta tarde, cuando en una vieja revista mensual, me he tropezado con un pequeño articulo -lo digo por su extensión- que me ha impactado. Y lo quiero compartir contigo. Viene a cuento con el tema del amor y con el Día de San Valentín. ¿Lo leemos juntos?

“El verdadero sentido del hombre

Victor Frankl, famoso psiquiatra austriaco y judío, fue deportado junto con su mujer y sus padres durante la Segunda Guerra Mundial, en 1942, a diversos campos de concentración nazis incluidos Auschwitz y Dachau. Es allí donde vive el horror del holocausto.

A partir de esta dramática situación, escribe El hombre en busca de sentido, maravillosa obra en la cual retrata su experiencia. Con unas condiciones absolutamente demoledoras, tratados como animales, despojados de toda dignidad humana, el hombre pone en marcha un mecanismo: el del sentido de la vida, pues de cómo cada prisionero lo conciba dependerá su capacidad para sobrevivir en ese mundo hostil.

La experiencia del amor era una de las fuerzas que tiene para seguir luchando por su vida: “el amor es la meta más elevada y esencial a la que puede aspirar el hombre”. Frankl describe cómo el recuerdo de su esposa lo hace aferrarse a la vida aún sin saber si ella vivía: “El amor trasciende la persona física del ser amado y encuentra su sentido más profundo en el ser espiritual del otro, en su yo íntimo”.

“El hombre mantiene su capacidad de elección. [ … ] Al hombre se le puede arrebatar todo excepto una cosa: la última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino”, dejó escrito Frankl.”
(Lo escribió Isabel MARTíNEZ ALEMÁN , en la revista Hacer Familia, en Abril de 2016)

Lo dicho, amigos, en SAN VALENTÍN, regalad una sola cosa:

AMOR

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter