Uncategorized

ASÍ SÍ

Que era difícil alcanzar la final de Copa – casi un sueño imposible – lo sabíamos todos, Marcelino y los jugadores también.

Partiendo de ahí, lo fácil y lógico habría sido, entonces, tirar la toalla desde el momento en el que el bombo nos emparejó con el mejor Barça de los últimos tiempos (los culés sólo han perdido un partido este año – un mero accidente si tenemos en cuenta que luego sacaron adelante la eliminatoria contra el Español). Pero no, el Valencia no la tiró y jugó sus bazas siempre con la ilusión de dar la sorpresa.

Es verdad que el fútbol tiene momentos excepcionales, en los que el pez chico se come al grande, pero casi siempre es realista y la lógica acaba imponiéndose. De haber sido así, de haberle ganado al todopoderoso Barça, estaríamos hablando de la eliminatoria de aquí hasta el final de la temporada, precisamente por lo ilógico de la situación. Sin embargo, no pudo ser, la realidad se impuso ayer.

Y digo “la realidad” porque, hoy por hoy, el Barça es superior (lo ha dicho hasta el entrenador), y no sólo al Valencia, sino a cualquier equipo del mundo que se le ponga por delante.

Iniesta, Messi, Busquets, Coutinho… ¿Quién no los querría en su equipo?

En fin, se acabó el sueño de la Copa, sí…, pero que no se engañe nadie: no estaremos contra el Sevilla, pero nosotros ya hemos tenido dos finales, una de ida y otra de vuelta.

Además, el Barça ha jugado ambos partidos con lo mejor de su banquillo, que es mucho y buenísimo; ¡los dos!, una señal de respeto por su parte y que dice mucho del Valencia, que también en ambos choques ha dado la cara más que dignamente.

Es bueno recordar de dónde venimos y con qué contamos antes de poner el grito en el cielo por la eliminación. Quizás eso nos haga ver las cosas desde la perspectiva correcta.

Ahora queda centrarse en la Liga y apostar por la Champions y el tercer puesto que, ése sí, es nuestro. No dudo de que si la actitud en los partidos que quedan es la misma que la de la Copa, nos restan muchos triunfos por ver.

Lo bueno dentro de lo malo es que han vuelto Guedes y Soler, eso se nota; y que el resto no se ha olvidado de jugar, lo ha demostrado.

Y Mestalla se da cuenta y sabe agradecerlo… aunque, como ayer, se pierda.

Porque somos realistas.

Porque si el equipo se deja el alma, sabemos que no se puede pedir más.

Porque lo que queremos es verlo jugar así.

Porque así se ganará seguro y porque así duele un poco menos perder.

Porque así sí estamos contigo Valencia.

Así sí.

Fdo. Un valencianista desinteresado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter