Uncategorized

¿ES MUCHO PEDIR?

Que Sergi Roberto no debe ser un mal tipo es algo que no tengo por qué dudar, pero no deja de ser curioso que sea ése el principal argumento que esgrimen desde Barcelona para defender la entrada que el jugador le hizo a Pereira y por la que éste estará de baja un mes.

En mi opinión, que la jugada fuera o no intencionada es lo de menos. Fue la que fue, y debería haber sido sancionada con una tarjeta roja que el jugador culé no vio…

Y es que parece como si los blaugrana tuviesen algún tipo de inmunidad de la que el resto de los equipos no disfruta.

Suárez  y compañía parecen tener carta blanca a la hora de “actuar” dentro y fuera del campo. Si el uruguayo se permite toda clase de interpretaciones sobre el terreno, dignas del mejor actor de Hollywood – fingiendo, por ejemplo, agresiones inexistentes o disimulando a la perfección insultos y violencia reales por su parte hacia los contrarios -, tampoco se quedan atrás otros compañeros suyos al menospreciar a los rivales.

Pero claro, los culés también son humanos – dirán ellos.

Con todos sus defectos – digo yo.

Y no son pocos.

El último aparece en los medios deportivos catalanes. Desde aquéllos, ahora pretenden acusarnos de calentar el próximo partido de vuelta de la Copa porque el Valencia protestó por la diferencia de criterio arbitral mostrada en el partido de ida. Y para ello, no se les ha ocurrido otra cosa que volver a sacar el temita del “no gol a Messi” en el duelo liguero para intentar excusar la última, y de nuevo perjudicial para nuestros intereses, actuación arbitral.

De lo que no son conscientes al hacer esto es de que están reconociendo que el favoritismo arbitral existe, que están a favor de que se dé y que, por lo visto, en su caso piensan que está más que justificado.

Si es así, por mal camino vamos, señores blaugrana.

Por nuestra parte, esperamos que no lo sea y que los árbitros se limiten a pitar lo que ven sobre el campo de forma objetiva y ecuánime.

Eso es lo único que echamos de menos y queremos los valencianistas.

Nada más – y nada menos – que eso.

¿Es tanto pedir?

Fdo. Un valencianista desinteresado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter