Educacion

DOCENTES,¿QUÉ OPINAN DE ESTO?

 

Uno de los errores que cometemos los maestros, probablemente sin preguntarnos la razón, que viene así como “heredado”, es el de no permitir que los niños mastiquen chicle en las aulas, sobre todo cuando están concentrados y trabajando. Hablo de mascar, no de hacer pompitas, pegárselo al de al lado en el pupitre o hacer figuritas con tal sustancia, que de todo hay y corremos el riesgo de que ocurra en cuanto nos demos la vuelta.

El rumiar la famosa “goma de mascar” permite una mejor oxigenación del cerebro lo que lo hace más eficiente a la hora de fijar los conocimientos, y ese ritmete que le damos: constante, cadencioso y mentolado ayuda a la relajación y a centrarnos más  en lo que hacemos. Por no hablar de la halitosis.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter