Educacion

¡AL COLE DESCALZOS!, ¿QUIÉN SE APUNTA? ( SHOELESS SCHOOLS)

Pedro Hermosilla

Estamos, o estábamos, hartos de oír a nuestros padres: ”No andes descalzo que vas a pillar un resfriado”, y eso se nos ha metido de tal modo en nuestra memoria conductual que ni siquiera hemos intentado el buscarle los tres pies al gato y cuestionarnos la veracidad, o no, de tal afirmación.

Nosotros no, pero la Universidad de Bournemoth (Inglaterra) sí que lo ha hecho. Decenas de miles de niños de escuelas de 25 países han servido, con perdón, de conejillos de indias. Hay zonas en las que los niños se descalzan al entrar en las clases puesto que el clima es adverso: agua, nieve… por ejemplo los países nórdicos (de excelentes resultados académicos como todos sabemos). Esa experiencia se trasladó a zonas como Nueva Zelanda, Australia o Londres, consiguiendo una inesperada mejora en los rendimientos. Y es que parece ser que el niño que está descalzo en clase rinde más… y además tiene mejor comportamiento. Puede que sea cuestión de comodidad simplemente, un niño no trabaja naturalmente sentado un pupitre si lo dejas solo, sino que busca una postura cómoda, a la hora de leer, o de cualquier otra tarea.

Además, no se nos resfrían necesariamente por ello puesto que los resfriados (ni los virus) no  entran por los pies sino por la boca o la nariz; aunque hay que tener cuidado con el frío (en general no solo en los pies y con los espacios poco ventilados)  .

Además, como las manos, son un magnífico punto de sentir el mundo y de sentirse. ¿Se han preguntado por qué los bebés se tocan tanto los pies y los curiosean o por qué de las primeras cosas que aprenden a hacer es quitarse los zapatos?

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter