Educacion

MAESTRO, NO APAGUES LAS LUCES EN TUS PROYECCIONES ( TE EXPLICAMOS EL PORQUÉ)

Pedro Hermosilla

Parece inexplicable pero es así: cuando vamos a proyectar una imagen en el  aula, curiosamente lo mejor es dejar la luz encendida y no oscurecer la sala (siempre y cuando sea posible el visionado) debido a que el cerebro en la oscuridad libera la melatonina (hormona que regula el sueño -en este caso lo da- y no podemos controlar su secreción) ; entonces   automáticamente los alumnos, o más bien su cerebro, se preparan para la desconexión y el descanso. Se puede combatir ese efecto si el  contenido es tan interesante que se  supere su efecto, o si tienen una tarea que realizar con esa proyección con lo cual  la atención paliará sus efectos. Curioso pero cierto.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario