Educacion

PARA QUE LA EVALUACIÓN SEA EFECTIVA (Y NO SEA UN TOSTÓN)

Pedro Hermosilla

Una de las tareas más tortuosas de un docente y de un discente es la hora de la evaluación. Muchas veces también, una de las menos pedagógicas y efectivas. Me he demostrado a mí mismo empíricamente que es más sencillo, efectivo, cómodo y resultón el evaluar por pequeñas porciones de saber, estrujándolas al máximo y huyendo, cuando se puede, de la simple memorización. Los niños siguen teniendo que conocer los contenidos pero se evalúa lo que ellos hacen con los mismos. Se debe hacer muy habitualmente (en contraposición al examen de la unidad), se les da lo que han de saber y qué van a  tener que hacer con ello. Otro truco que complementario a este es prohibirles que vengan “empollados” y por una ley universal cercana a Murphy, ellos te vendrán preparaditos, simple y llanamente, por desobedecerte: Rebel Way.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter