Actualidad

LA MÚSICA DE LAS BANDAS VALENCIANAS SERÁ BIEN DE INTERÉS CULTURAL INMATERIAL

Así lo pretende Vicent Marzà – Conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte -, que acaba de iniciar un expediente para declarar bien de interés cultural inmaterial la tradición musical popular valenciana materializada por las sociedades musicales de la Comunidad Valenciana.

Las bandas de música han participado desde su aparición en actos cívicos, religiosos, lúdicos, militares, políticos y festivos; y de este modo, las sociedades musicales valencianas han sido y son uno de los principales agentes de conservación y potenciación del patrimonio cultural valenciano gracias a las tareas de protección, difusión, fomento y promoción de las tradiciones musicales y artísticas valencianas que han realizado a lo largo de su historia.

Declaradas por la Universidad de València como el principal agente cultural de nuestro territorio, las sociedades musicales valencianas conforman un extraordinario fenómeno asociativo presente en todo el territorio y el principal agente de contacto entre los diferentes estratos de la sociedad.

El espíritu de estas sociedades musicales es la pasión por la enseñanza y la práctica de la música, la transmisión cultural, la creación de un espacio de convivencia y la creación de un espacio de ocio y realización personal.

La afición a la música de banda y el hecho de ser miembro de una sociedad musical es una característica que forma parte de la forma de ser del pueblo valenciano, un hecho que conecta con nuestras formas de vida y que se transmite dentro del entorno familiar o de la comunidad.

Enhorabuena a nuestras bandas y sociedades musicales por tan merecido reconocimiento.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter