Educacion

DEBATE: ¿APRENDEMOS AL MISMO TIEMPO?

Según un reciente análisis realizado por profesores, pedagogos, neurocientíficos y demás especialistas en el tema, nuestro sistema educativo no se adecúa al modelo de sociedad en la que vivimos.

En nuestro país, el modelo educativo gira alrededor de la evaluación y  no tiene en cuenta tanto el proceso como los resultados. Según los expertos consultados, se basa en que todos aprendan lo mismo, al mismo tiempo, y en el mismo lugar, no dando opción a que un niño vaya madurando y avanzando en su aprendizaje de forma distinta ni a que desarrolle la capacidad de pensar por sí mismo.

Según los expertos, es necesario que los colegios pongan el acento en habilidades evolutivas como el altruismo, la empatía o la compasión y que, además, los alumnos encuentren sus propias respuestas, porque ahí está la verdadera motivación para el estudio.

El análisis concluye que primero hay que despertar el cerebro social y, a partir de ahí, poner el acento en los conocimientos para, después, experimentar con las habilidades, los talentos o los conocimientos adquiridos, y compartirlos con los demás, construyendo ideas y proyectos con los que transformar la sociedad.

¿Opinamos?

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter