Educacion

CÓMO INTENTAR EVITAR QUE EL NIÑO SUFRA BULLYING

Pedro Hermosilla

Que lo niños tienen cierta querencia a la crueldad es algo consabido puesto que todos lo hemos sido. Que esa crueldad pueda devenir de no saber aplicar los filtros oportunos para evitarla, puede que también lo sea…

Un estudio de la Universidad de Ámsterdam publicado en la revista “Social Neurosciencie” revela que la humillación afecta al cerebro de una manera más potente que la ira, la alegría… o el dolor. Así que vamos a ver si es posible mitigar sus efectos en los chicos porque desgraciadamente, antes o después, se van a cruzar con ella.

La mejor, y la más complicada, es enseñarles a ignorar las infamias puesto que el acosador lo que pretende es “divertirse” con ellas. Si una víctima no es satisfactoria, simplemente, busca otra. Pero seamos realistas, es muy difícil conseguir eso.

Otra (son todas complementarias y ninguna excluyente) es enseñarle a responder al niño no con violencia, sino con ironía; eso normalmente les deja desarmados. Se enfrentan a un cerebro agudo y eso les paraliza.

También es recomendable que los niños vean en casa que se banalizan ciertos defectos (sobre todo físicos) que todos tenemos desde las figuras que lideran los hogares: recordar qué le decían a uno en la escuela y cómo se lograba superar el problema o reírse de uno mismo suele ser una gran solución. Nunca decirles cobardes,  lloricas, o blanditos,  puesto  que eso les traslada una sensación de culpa que ellos no tienen.

Además hay que “ayudarles” a mantener relaciones amistosas con un grupo sano y positivo en el que encajen, puesto que el concepto de “pertenencia” insufla seguridad en los muchachos.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter