Cultura

NACE OTRO “OSITO” HORMIGUERO EN BIOPARC

BIOPARC Valencia comienza el año de su décimo aniversario con el nacimiento de un “raro” oricteropo

● Este “raro y poco conocido” animal africano, también llamado cerdo hormiguero, se caracteriza por su peculiar fisionomía con el hocico parecido al de un cerdo, fuertes garras, enorme cola y grandes orejas.
● BIOPARC es el único centro reproductor de España y uno de los más importantes del mundo de esta especie “singular”.

Jueves, 18 de enero de 2018.- Como años anteriores el parque valenciano recibe un oricteropo como primer nacimiento del año. El martes a primera hora de la tarde nacía, a la vista del público, una cría de este animal nocturno. En el año que BIOPARC celebra su décimo aniversario, esta “extraña” especie ha conseguido procrear nuevamente. Y con éste, ya son 5 los nacidos en Valencia, siendo el único centro reproductor de España y uno de los más importantes del mundo.

Si mama correctamente no será necesario suplementar la dieta y si el proceso es similar al de las otras crías de su especie con una adecuada evolución, pronto podremos contemplarla en su madriguera habitual, pues estos días se ha cubierto la vista desde el público para mantener la intimidad y quietud.

Este “raro y poco conocido” animal africano, también llamado cerdo hormiguero, se caracteriza por alimentarse principalmente de insectos como termitas y hormigas y por su peculiar fisionomía con el hocico parecido al de un cerdo, su cola similar a la del canguro, sus enormes orejas de conejo y sus fortísimas garras
con las que puede excavar con una potencia comparable a la de 3 hombres utilizando palas. Podemos verlo en la zona que recrea la sabana subterránea, donde duermen placenteramente en su guarida durante el día y disfrutan de la amplia zona exterior al oscurecer, ya que se trata de un animal de hábitos nocturnos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter