Fútbol

… Y ME CUENTO VEINTE

El fútbol no deja de sorprenderme.

En el tramo final del partido entre el Nantes y el PSG, un jugador del equipo que entrena Claudio Ranieri (viejo conocido de la afición valencianista) tropezó involuntariamente con el árbitro. Toni Chapron, que así se llama el colegiado, cayó al suelo y desde ahí le soltó una patada a Diego Carlos y luego le mostró una segunda tarjeta amarilla y la consiguiente roja y expulsión ante el asombro general de cuantos asistían al encuentro.

El Nantes se quedó así con diez jugadores en los últimos minutos del choque que ganó el Paris Saint Germain por 0-1 con el gol del argentino Ángel di María.

Ante el gravísimo incidente, La Dirección Técnica de Arbitraje (DTA) ha decidido suspender indefinidamente al colegiado y el caso se remitirá ahora al Comité Disciplinario de la Liga, que deberá abrir una instrucción.

Más que un partido de fútbol, lo del Nantes y el PSG se pareció más a una partida de parchís: “Te como, te mando a la casilla de salida y me cuento veinte”. ¡Con un par!

Sólo faltaba que al árbitro en cuestión lo hubiesen pillado cargado con bolsas de regalos del PSG a la salida del estadio, ¿que no?

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter