Educacion

FUERA LA “PEDAGOGÍA PELUCHE”, ¡VIVA ESPARTA!

Pedro Hermosilla

No es un cualquiera  Josef Kraus: profesor y psicólogo escolar, presidente de la Federación Alemana de Profesores y una de las voces más prominentes y polémicas del espectro educativo germano .

En unas declaraciones al diario ABC muestra su disconformidad a los que él llama las “pedagogías peluche”, esas que pintan de rosa algodonoso  el proceso de aprendizaje y que ,según él, no preparan a los niños para las verdaderas dificultades que se van a encontrar en la vida real. Desde Informavalencia  les resumimos los puntos clave de su teoría para  ponerlos  sobre el tapete de la reflexión y discusión.

– “Cuantas menos dificultades encuentren los chicos en la escuela peor preparados estarán para afrontar las dificultades que encontrarán en la vida”.

-“Una escuela sin estrés y sin presión no es una buena preparación para la vida”.

-“Si todos tienen la selectividad es como si ninguno la tuviera”.

-“Sobre todo es necesario que en los colegios se vuelva a leer, y me refiero a libros enteros, no a una página de un libro sobre la que luego se plantean tareas de comprensión lectora…está comprobado que las personas que leen regularmente  obtienen un 21% más de ingresos de media”.

-“Los padres tiene que tener el valor de mostrar autoridad y tomar las decisiones”.

-“Háganles esperar, den largas a sus deseos, porque conseguir sus caprichos en el momento les evita prepararse para la derrota y formar su autodisciplina”.

-“Los chicos necesitan aburrirse”.

Ahí lo dejamos…sírvanse ustedes mismos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter