Fútbol Valencia

YA VERÁS COMO VIENE ALGUIEN Y LO J…

¿Fui yo el único que lo pensó? Por lo visto, no.

Tras su operación del quinto metatarsiano del pie, más de uno se preguntó – aunque no lo dijera – cómo volvería Gonçalo Guedes al equipo. Una intervención siempre deja secuelas, unas veces físicas y otras – estas son las más importantes -, mentales. La lista de futbolistas que ya no volvieron a ser los mismos tras pasar por el quirófano es larga. Incluso el mismo jugador ha declarado recientemente que “después de la operación, sentí un poco de miedo porque tenía un tornillo”.

Sin embargo, el portugués se encargó de despejar todas las dudas en el partido contra el Girona. Gonçalo corrió, desbordó y fue, una vez más, decisivo en la victoria del Valencia. El chaval ha vuelto como un toro y sin rastro de secuelas.

Conclusión: El jeque necesita  traspasarlo. El Valencia lo quiere. Él está a gusto aquí.

¿A qué espera el club para echarle el lazo entonces?

Como no actúe rápido, pasará lo que dice el dicho: “Qué bonito día hace, ya verás como al final  viene alguien y lo jod…“.

Fdo. Un valencianista desinteresado

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter