LIBROS

Cómic y novela gráfica: ocho novedades para regalar esta Navidad

'Lo mejor de Sir Tim O'Theo', de Raf y Andreu Martín (Bruguera)

Algunos de los libros de cómic más relevantes entre los publicados durante los cuatro últimos meses de 2018. Para los más rezagados

Valencia, 23 de diciembre de 2018

IV.COM.- Aventura, reportaje, filosofía, género negro, libro de viajes… Variedad de temas y formatos entre las nuevas propuestas de libros de cómic y novela gráfica. Seleccionamos ocho de los títulos más relevantes entre los publicados durante el último cuatrimestre del año 2018.

‘Yo, loco’, de Antonio Altarriba y Keko. Un descenso a los infiernos, un relato alucinado que avanza implacable, página a página. Negro en el fondo y en la forma. Arranca fuerte y mantiene el tono álgido hasta el fin, con vuelta de tuerca incluida. Antonio Altarriba (Premio Nacional del Cómic por El arte de volar) es uno de los mejores guionistas del país y uno de los más agudos críticos de la historieta; lo uno y lo otro explica su habilidad para entrelazar todos los mimbres de esta historia. El contundente dibujo de Keko refuerza lo sombrío del relato: un trabajo en blanco y negro expresionista, apoyado con fotografías retocadas, al que se suma un uso selectivo y nada gratuito del amarillo, otro hallazgo del libro. Uno de los cómics del año.

‘El tesoro del Cisne Negro’, de Paco Roca y Guillermo Corral. A partir de un caso verídico (el descubrimiento por parte de Odyssey del tesoro marino más valioso del mundo) Paco Roca firma un álbum en donde la aventura marítima se mezcla con el periodismo, la intriga política y el relato histórico. Acompañado de Guillermo Corral en el guion (un diplomático y escritor que vivió de primera mano el caso del Odyssey) el álbum retoma el esquema clásico de la búsqueda del tesoro pero le da una nueva vida al añadirle una original mirada sobre el expolio artístico y el poder de las grandes empresas.

‘Rey Carbón’, de Max. Ofrece un nuevo ejemplo de depuración máxima del trazo, con personajes filiformes que certifican la sabiduría creativa de Max, Premio Nacional de Cómic en 2007. Nada es gratuito. Hay pocos elementos: un personaje negro, uno blanco, unos cuervos. Pero la austeridad está ahí para indicar al lector que cada detalle importa, que cada línea tiene significado. Como si cada trazo fuera el hijo de un lento proceso de destilación que termina en unas pequeñas pero preciosas gotas de perfume.

‘Divas de diván’, de Carmen y Laura Pacheco (Astiberri)

‘Cuadernos japoneses. El vagabundo del manga’, de Igort. Una declaración de amor y de amistad. Amor hacia un país, Japón, evocado con fascinación y respeto. Amistad hacia un autor de historietas mayúsculo, Jiro Taniguchi, tal vez el más occidental de los autores de manga. Las páginas que recuerdan al amigo desaparecido son también una deliciosa prueba de amistad al artista y de amor al medio en el que trabajaron. El italiano Igort se propone un viaje “sin objetivos” por el archipiélago, dejando que sea el azar quien guíe sus pasos. Y con un trazo dulce consigue evocar paisajes, tradiciones culturales milenarias y palabras de viejos poetas.

‘Guantánamo kid’, de Jerôme Tubiana y Alexandre Franc. Historia verdadera, narrada en primera persona, del prisionero más joven retenido en la base americana de Guantánamo. La única culpa de Mohamed El-Gorani fue estar en el lugar equivocado en el momento equivocado: a los 14 años fue detenido por la policía del Pakistán y vendido a Estados Unidos por 5.000 dólares. El ejército de EE.UU. lo trasladó a Guantánamo, sin que pudiera disponer de abogados, ni comunicarse con su familia. Era sólo un número, el 269.

‘Divas de diván’, de Carmen y Laura Pacheco. Seis divas en otros tantos capítulos que abordan con humor su relación con la moda, la belleza, el trabajo o los hombres. Son como seis divas de Hollywood de los años 50 que increíblemente hubieran logrado vivir en los tiempos de twitter. En Divas de diván (Caramba! / Astiberri), las hermanas Carmen y Laura Pacheco retratan sus glamurosas vidas mezclando las secuencias de cómic con pasajes de texto que destilan un cinismo sofisticado, a lo Dorothy Parker. Magnífica edición, con el glamur y el brillo que sus protagonistas exigían.

‘Louis entre fantasmas’, de Fanny Britt e Isabelle Arsenault. Los problemas de su padre con el alcohol, la voluntad de la madre de mantener la familia a flote pese a sus miedos y el descubrimiento del amor adolescente por parte de un temeroso Louis que no se atreve a declarar sus sentimientos son algunos de los elementos que se mezclan en las páginas de este álbum. Una obra intensa en emociones galardonada con el premio de la crítica al mejor cómic del Quebec publicado en 2017. Arsenault y Britt han adquirido eso tan difícil para cualquier autor: tener una voz propia y reconocible tanto en la escritura como en el dibujo.

‘Lo mejor de Sir Tim O’Theo’, de Raf y Andreu Martín. Una recopilación de cinco historietas largas publicadas en los setenta del personaje más popular de Raf, una suerte de Sherlock Holmes, anciano, despistado y metomentodo, siempre acompañado de su fiel criado Patson. Los guiones son obras del novelista Andreu Martín.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario