Educacion

PSICÓLOGOS DE HARVARD DAN LAS CINCO CLAVES PARA EDUCAR BIEN A UN HIJO

Informavalencia

Es el tiempo de las tecnologías en el cual  teléfonos, tablets y ordenadores se llevan la mayoría del tiempo de los niños. Un equipo de psicólogos de la prestigiosa universidad de Harvard ha detectado las cinco cosas que inevitablemente hacen los padres de los considerados “hijos modelos”, desde informavalencia.com les resumimos las conclusiones.

  • Pasar tiempo con el niño: fuera de aparatitos, jugar a la pelota, a las cartas, ir de excursión, leer libros cuentos o cómics…
  • Hablar en voz alta con sus hijos: que el niño se sienta cómodo para explicar sus situaciones, consultar con sus maestros o entrenadores sobre el comportamiento y la actitud del pequeño, hablar sobre sus tareas, sus éxitos y sus dificultades…
  • Enseñar al niño a resolver problemas independientemente del resultado: no se trata de resolverle los problemas sino de guiarlos en las posibles soluciones ante las dificultades que plantea la vida. Hay que poner énfasis en las intenciones más que en los desenlaces.
  • Mostrar siempre gratitud hacia ellos: el refuerzo positivo es fundamental, ellos cogen confianza si notan que sus actitudes son premiadas con nuestra alegría.
  • Hay que enseñarles a tener una perspectiva amplia: no existen solo ellos en el mundo, debemos enseñarles a que deben de cuidar también del entorno y de las personas que les rodean. También a ser empáticos con las situaciones de otros y desarrollar un espíritu de colaboración y ayuda.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter